domingo 29/5/22
                      Diego Peláez fue un incordio para la zaga abulense. MARCIANO PÉREZ
Diego Peláez fue un incordio para la zaga abulense. MARCIANO PÉREZ

El Atlético Astorga sumó un punto de calidad tras firmar tablas (0-0) frente al Real Ávila, que se aseguró matemáticamente un sitio en el play off de ascenso a la Segunda Federación, y mantiene vivo el sueño de alcanzar ese mismo objetivo para afrontar los últimos cuatro partidos de la competición regular.

Los maragatos afrontan el encuentro frente a los abulenses tratando de recuperarse de la derrota por la mínima sufrida la jornada anterior frente al Mirandés B, tercero en la general a domicilio, superando la dura prueba a la que fueron sometidos por su rival.

A pesar de ello, los dirigidos por Chuchi Jorqués no se amilanaron ante el potencial del Real Ávila, y buscaron los tres puntos desde el inicio, siendo el equipo que hizo más méritos para lograr la victoria, aunque la férrea defensa abulense y el portero en última instancia lo impidieron.

A pesar de su ambición los maragatos se encontraron con un rival que cerraba muy bien los espacios hacia los dominios de Cristian, y aunque tiraron de verticalidad al descanso se llegó con el 0-0 inicial.

Tras el paso por vestuarios los astorganos siguieron insistiendo pero se toparon con la buena actuación del cancerbero abulense, que acabó por desbaratar todo intento de los verdes por batir su portería, dando la sensación de que el Real Ávila, a pesar de su gran trayectoria, no quería arriesgar dando por bueno el empate sin goles inicial.

El Astorga sigue soñando
Comentarios