martes 15.10.2019
Primera División

El Athletic sigue intratable

El Athletic sigue intratable

RAMÓN OROSA | BILBAO

 

El Athletic Club continuó ayer intratable en San Mamés ante un Deportivo Alavés al que se impuso por dos goles a cero con tantos de Raúl García, al transformar un penalti de Rubén Duarte a Iñaki Williams, y el capitán Iker Muniain.

 

Es el decimoséptimo partido consecutivo de liga en La Catedral sin derrota del conjunto bilbaíno, que ha logrado su mejor arranque desde que se instaurasen, en 1995, los tres puntos por victoria.

 

El de ayer fue un triunfo merecido ante un rival que salió muy arropado en defensa y que no reaccionó hasta que se vio por detrás en el marcador.

 

Un penalti claro, visionado por Gil Manzano a pie de campo a instancias de Prieto Iglesias, el árbitro del VAR, cambió los planes vitorianos ya en el último tramo de la primera mitad. El derribo de Duarte a Williams, cuando el delantero se aprestaba a fusilar a Fernando Pacheco, fue manifiesto. Y un segundo tanto superada ya la media hora de juego, para rematar un rato tremendo de Williams, acabó con las esperanzas visitantes, que previamente pudieron haber empatado en un remate alto, tras córner, del propio Duarte. Fue Muniain el que remachó ese segundo tanto ante un Pacheco que bastante había hecho con despejar el remate casi a placer de Ibai en otra jugada de Williams, que recibió de Raúl García. Arrancó el choque como se presumía, con el Alavés esperando en su campo bien pertrechado con un trivote en medio campo (Pina-Manu García-Wakaso) por delante de la línea de cuatro y un Athletic decidido a echarle paciencia al asunto para ver si encontraba a Muniain entre líneas.

 

En la primera que lo encontró, el pequeño delantero buscó a Williams, que apenas si pudo centrar a las manos de Pacheco.

 

Un balón a la barrera de Iñigo Martínez en una falta, en la que el Athletic pidió una mano que fue claramente involuntario, y dos disparos que no empalar como acostumbra Raúl García fue todo lo que ocurrió en una primera media hora con el Alavés inédito en ataque.

 

Pero, curiosamente, el primer remate visitante, un disparo fuerte pero muy lejano de Wakaso que no sorprendió a Unai Simón, fue el preludio del primer tanto del partido.

 

Un penalti de Duarte a Williams que Gil Manzano decretó tras visionarlo en el VAR a instancias de Prieto Iglesias y que transformó Raúl García desde los once metros. A punto estuvo de rechazar Pacheco, pero fue el tercer tanto en las cinco jornadas que se llevan disputadas del navarro. Muaniain sentenciaría después el compromiso.

El Athletic sigue intratable
Comentarios