martes 29/9/20
Fútbol | Liga de Campeones

El Barça espera al Bayern

Setién entendió ante el Nápoles las limitaciones actuales de la plantilla

Aparcó su romanticismo en busca de solidez

Leo Messi podrá jugar frente al Bayern en cuartos. ENRIC FONTCUBERTA
Leo Messi podrá jugar frente al Bayern en cuartos. ENRIC FONTCUBERTA

No transmite el Barça la sensación de que puede conquistar esta Liga de Campeones, y menos sabiendo que su próximo rival el próximo viernes (21.00 horas/Movistar Liga de Campeones) en los cuartos a partido único de la Final a 8 de Lisboa es un Bayern intratable en 2020, pero por lo menos sí se está ganando un respeto como equipo que sabe competir en circunstancias adversas. Ser consciente de las limitaciones, puntuales en el caso del conjunto azulgrana, es el primer paso. Y Quique Setién y sus jugadores aparcaron el sábado ante el Nápoles el estilo y se abrazaron a la realidad actual. Entre unas cosas y otras, no hay físico para intimidar en la presión alta ni jugadores para dominar el juego a través de la posesión. La solución, el fútbol que nadie quiere ver en el Camp Nou: equipo replegado, balón para el rival, concentración defensiva, siempre Messi para inventar algo en la delantera, triunfo con cierta claridad (3-1) y clasificación. En un estadio lleno, un pase así habría estado acompañado de silbidos. Pero por una vez la puerta cerrada obligada por la pandemia del coronavirus le vino muy bien al técnico cántabro y a sus pupilos.

Lesión sin importancia
Leo Messi estará para jugar contra la ‘máquina alemana’ el próximo viernes en cuartos de final

Un Messi superlativo marcó las diferencias en la primera parte con un gran gol, otro extraordinario anulado por una mano de VAR (y puede que ni eso) y la cerró robando un balón a Koulibaly y provocando un penalti tan catedralicio que fue un insulto que el árbitro turco Çakir tuviera que consultar el monitor de televisión. Luis Suárez lo transformó en gol. Eso sí, el argentino salió cojo de la jugada y en la segunda parte ya no fue el mismo. Al Barça, aunque sufrió, ya no le hizo falta.

El Barça espera al Bayern