sábado. 04.02.2023
EL PARTIDO DE LA JORNADA

El Bembibre logró una remontadagracias a los tres goles de Alberto

Al descanso, el partido parecía sentenciado para el Arenas que vencía por un merecido 3-1
Buen partido el que pudo contemplarse el pasado sábado en el Polígono, con buenas jugadas por ambos bandos y además con muchas ocasiones de peligro que terminaron transformadas en gol. El primer tiempo del partido fue dominada por el Real Club Arenas que puso todo el juego y los tres goles que subieron al marcador. Por su parte, el Atlético Bembibre en esta primera mitad solamente tiró en una ocasión a puerta y marcó un gol. Bien mirado, los rojiblancos tuvieron una efectividad del cien por cien en la primera fase, pero quedó claro que los de Vega de Espinareda se habían mostrado como una escuadra bastante superior hasta esos momentos. El dominio de los blanquillos quedó patente desde los primeros compases. Así, a los dos minutos del inicio Dani se quedó solo en el área pero echó el balón fuera cuando lo más fácil habría sido anotar. No tuvo que transcurrir mucho tiempo para que el marcador empezara a funcionar. En el minuto 10 fue Joel quien materializó el primer tanto del encuentro. Este hecho resultó decisivo para desequilibrar la balanza, aunque lo realmente eficaz sería que todavía no se habían cumplido dos minutos desde que Joel abriera la lata hasta que su compañero Dani acertara, esta vez sí, con la red de Pablo para hacer subir el segundo tanto al marcador. Y todo esto con el Bembibre sin encontrar respuesta al dominio que ejercía la escuadra de Miguelín. Todo hacía indicar que el triunfo estaba bien encarrilado, pero en el fútbol hasta el rabo todo es toro. Lo más curioso del caso es que el Arenas campeaba a sus anchas y esto le permitía seguir incrementando la ventaja. De esta forma, en el minuto 17 Adolfo bota un córner de forma magistral y obtiene así el tercer tanto para los de Vega de Espinareda. Este gol olímpico dejaba todo a favor del Arenas pensando ya en el segundo tiempo, pero aún no había concluido el primero. Al borde del descanso, un Atlético que hasta entonces apenas había dado señales de vida, recortó distancias en el marcador por medio de Ralli, después de una buena jugada, casi la única que habían logrado enlazar los rojiblancos durante el primer acto del partido. Este tanto de Ralli tuvo su importancia ya que no es lo mismo volver al campo con dos que con tres goles de desventaja. Además de su valor numérico, aquel tanto de Ralli debió de servir para que los chicos dirigidos por Fernando Ministro creyeran más en sus propias posibilidades y quizá por ello salieron al campo con otra mentalidad bien distinta a la que mostraron durante casi todo el primer tiempo. El partido a partir de entonces no tuvo nada que ver con el que se había visto en ese primer acto. Despertaron los rojiblancos y el Arenas se refugió en su propia renta, pensando que sería suficiente para llegar al final en ventaja. Si se habla de la importancia del gol de Ralli, habría que darle todavía más a la actuación de un jugador que terminaría resultando determinante para la suerte del partido. Alberto marcó tres goles en el tramo final con los que el Bembibre iba a darle la vuelta al partido. A los dos minutos de la reanudación Víctor lanza una falta y marca el segundo para los del Bierzo Alto. Aquello insufló todavía más ánimos a los rojiblancos. Entonces el Arenas dio señales de vida. Dani volvió a marcar en jugada personal pero pasó poco tiempo antes de que Alberto iniciara su festival anotador. Primero acortó distancias y más tarde Rodrigo marró un penalti que pudo darles el empate. No pasaba nada, Alberto logró la igualada y el Bembibre acosó a su rival hasta que cerca del final, Alberto completaba la remontada de su equipo.

El Bembibre logró una remontadagracias a los tres goles de Alberto
Comentarios