miércoles. 30.11.2022

Boris Gelfand se corona en León

El jugador israelí de origen bielorruso se impone en la final del Magistral al campeón de la pasada edición, el cubano Leinier Domínguez El vencedor tuvo que ir a la segunda partida de desempate
DD5P2F3-21-51-09-6.jpg

El jugador israelí de origen bielorruso Boris Gelfand consiguió su segunda victoria en el Magistral de Ajedrez Ciudad de León al imponerse en la final de la trigésimo cuarta edición del torneo al estadounidense de origen cubano Leinier Domínguez en la segunda partida del desempate.

Domínguez no pudo revalidar el título conquistado, también en versión telemática, en 2020 frente al leonés Jaime Santos, después de haber apeado a la campeona del mundo femenina, la china Ju Wenjun en semifinales. El jugador estadounidense tuvo opciones de llevarse el torneo en la segunda partida del desempate, cuando disfrutó de una posición claramente favorable, pero Gelfand, arriesgando mucho, logró complicar el juego y darle la vuelta a su favor.

Gelfand y Domínguez se habían enfrentado antes en veintisiete ocasiones a diferentes ritmos de juego, con resultado favorable al maestro de Minsk por +6=17-3.

En la primera partida se planteó una defensa siciliana en un sistema clásico que, lejos de sorprender del jugador de La Habana, pudo haber resuelto con mayor anticipación el primer punto con un ataque directo.

Sin embargo, el que fuera subcampeón del mundo supo rearmarse y mantener la esperanza viva, aunque con serias dificultades, para acabar sucumbiendo ante la mayor técnica contrastada de su rival.

Ni mucho menos Gelfand estaba dispuesto a bajar los brazos tan pronto y tras una apertura inglesa con blancas, siguiendo un sistema simétrico, logró después de una posición muy igualada ir exprimiendo todo su arsenal técnico en una auténtica exhibición de calidad demostrando porqué en algún momento se le presentó como la alternativa a los Karpov y Kasparov.

Con el empate en el marcador ambos jugadores repitieron las jugadas de la Siciliana Clásica de la primera partida hasta la decimotercera jugada, en la que Gelfand introdujo una jugada que mejoraba su juego anterior.

Las negras sacrificaron enseguida un peón para eliminar uno de los fuertes alfiles de las blancas y llevaron el juego, como en la partida anterior, a un final de alfiles de distinto color, aunque esta vez algo inferior para él.

No lo suficiente para permitir a Leinier tener posibilidades reales de victoria y Gelfand lo defendió con su reconocida solvencia técnica haciendo inútiles los esfuerzos de Leinier por ganar la partida.

En la cuarta partida Gelfand abandonó la apertura inglesa utilizada en la primera partida para volver a su favorita apertura de Peón Dama.

El campeón defendió con el sólido Gambito de Dama Aceptado, una defensa con fama de inexpugnable pero muy pronto se llegó a una posición con la típica estructura del Peón Dama Aislado también conocido como ‘Isolani’. Tras propiciar la ruptura central que abre las líneas centrales y supone cambios, condujeron la partida primero a la igualdad, y después a las tablas.

Boris Gelfand se corona en León
Comentarios