miércoles. 17.08.2022
Momento de la colocación de un ramo de violetas y un balón ante el busto del Hermano Tomás. RAMIRO

Un busto en bronce, realizado por el escultor leonés Amancio González, y situado frente al colegio Maristas San José de León, homenajea desde ayer al hermano Tomás Higarza, fallecido hace dos años y una de las figuras fundamentales del balonmano leonés de cantera y de su máxima expresión, el Ademar, que impulsó precisamente esta iniciativa.

El religioso asturiano, vinculado durante décadas a la formación en el centro docente leonés, fue uno de los artífices de las diferentes generaciones de jugadores de balonmano, muchos de los cuales destacaron en la Liga Asobal e incluso en la selección española, como el extremo leonés ya retirado Juan García Lorenzana ‘Juanín’, máximo goleador histórico de la selección y de la Liga. El acto contó con la presencia del alcalde de la ciudad, José Antonio Díez;, el concejal de Deportes, Vicente Canuria; el presidente de la Liga Asobal, Servando Revuelta, el presidente del Abanca Ademar, Cayetano Franco, el presidente de la Federación de Castilla y León de Balonmano Agustín Alonso Dueñas, el Superior de los Maristas Tomás Briongo así como la plantilla del Abanca Ademar encabezada por el entrenador Manolo Cadenas y familiares del homenajeado.

Tras la colocación por una alumna y un canterano del Ademar un ramo de violetas y un balón (símbolo marista el primero y del deporte que amó el Hermano Tomás el segundo), en el turno de intervenciones Cayetano Franco valoró del Hermano Tomás su figura como «gran impulsor del balonmano en la ciudad y artífice de los 64 años del Ademar con su historia de títulos y reconocimiento internacional». El presidente de la Asobal, por su parte, resaltó de su carácter «el sello de garra y dinamismo, sin que nunca hubiera ni una mala palabra». El alcalde de León destacaba a «ese hermano preocupado, como buen marista, de formar buenos cristianos y virtuosos ciudadanos, pero también de forjar grandes deportistas, en lo que era un especialista». Y para finalizar el autor del busto, Amancio González lo calificaba como un «personaje emblemático, de carácter, vehemente en las conversaciones, pero afable y cariñoso, dispuesto siempre a colaborar». El Superior de los Maristas, Tomás Briongo, valoró de su compañero el «espíritu de equipo y familia, con una dedicación total utilizando el balonmano como una herramienta eficaz para transmitir valores».

Un busto homenajea frente al colegio Maristas la figura del Hermano Tomás
Comentarios