jueves. 01.12.2022
No existe fútbol base sin compañerismo. Como en todo deporte, la implicación de los jugadores, el saber ayudarse y apoyarse mutuamente son valores fundamentales. Valores que aportan a los niños su formación como personas. Así, este sábado me llamó gratamente la atención la manera de trabajar con su cantera del Club Deportivo La Virgen del Camino. Mañana fría y lluviosa, en la que los niños de todos los equipos recibieron un trato amigo y lleno de cariño por parte de entrenadores que militan en el primer equipo virginiano. Allí estaban Carlos Perona, Dani Alonso y Álex Matos. También apareció el presidente de la entidad, David Fernández. Se mojó, como el resto de su cantera, en una mañana desapacible en lo meteorológico, pero alegre y entrañable en el trato. Los niños benjamines y alevines de todos los equipos que coincidieron en el campo de La Virgen se sentaron juntos para calentar sus pequeños cuerpos con un chocolate con churros y comentar sus jugadas a lo Messi y a lo Cristiano. Detallazo habitual de La Virgen con los suyos y el rival. Resulta imposible imaginarse una cantera que no esté unida y comparta la misma pasión. Otros sólo esquilman y dividen. Allá su descoordinador.

Una cantera de La Virgen de chocolate y churros
Comentarios