sábado 19/9/20
Fútbol | Segunda

Los cedidos volverán a ser claves en la Ponferradina

Se ha interesado junto a varios equipos más por Guruzeta y Larrazábal, del Athletic Club En la última campaña hubo 12
Manzanara ha sido uno de los muchos cedidos que ha tenido la Deportiva. L. DE LA MATA
Manzanara ha sido uno de los muchos cedidos que ha tenido la Deportiva. L. DE LA MATA

Las cesión de futbolistas será de nuevo uno de los puntos claves de la composición de la plantilla de la SD Ponferradina para la temporada 2020-2021.

Es una circunstancia que, como todo, tiene sus pros y sus contras, pero a la que tienen que acudir los equipos con presupuestos más reducidos o con menos recursos. Y ése es el caso del conjunto berciano.

La cara positiva se encuentras en que habitualmente se abre una oportunidad para esos futbolistas de tener minutos, darse a conocer, revalorizarse y foguearse.

Pero en el lado contrario y es uno de los debes que siempre apuntan los que no son muy partidarios de esta práctica está en que esos futbolistas pueden no tener la implicación necesaria, sobre todo cuando se acerca el momento de regresar a sus clubes de origen.

Palabras de Bolo

«Queremos mejorar y cabe la posibilidad de que algún jugador del Athletic Club pudiera venir»

También se habla siempre en estos casos que son jugadores con menos calidad o con menos recorrido futbolístico y que resultan de partida como una incógnita y un riesgo. Pero lo cierto es que es un riesgo que hay que correr para poder aspirar a ellos.

En los últimos años la Deportiva ha tenido jugadores cedidos que le dieron un gran rendimiento: Kepa Arrizabalaga, que llegó a préstamo por parte del Athletic Club, Abraham González, del Club Gimnàstic, o más recientemente Franco Russo y Larrea, de Real Mallorca y Numancia respectivamente, son ejemplos de cedidos que dieron un salto de calidad en/a la Deportiva.

En este sentido, Bolo se refería en los últimos días a las cesiones y en concreto a las procedentes del Athletic Club en la entrevista concedida a Mundo Deportivo: «Tenemos prevista una reunión con la dirección deportiva. Lo que queremos es mejorar y cabe la posibilidad de que haya algún jugador del Athletic Club que pudiera venir, pero la dirección deportiva ya está trabajando en la confección de la plantilla. Pondremos sobre la mesa todo lo que queremos hacer».

Evidentemente la cantera del conjunto vasco es una referencia a nivel nacional en la que muchos clubes esperan pescar. Y la Deportiva cuenta con el plus de que Bolo es de allí, salió de allí y tiene contactos de sobra en Lezama, aunque todos estos aspectos no tienen porqué ser decisivos para conseguir una cesión.

Varios futbolistas de la cantera rojiblanca que ya están en la órbita del primer equipo están en la cartera de la Deportiva, pero también de otros cuantos equipos de la categoría que tienen un perfil parecido. Desde el entorno del Athletic Club se apunta a la salida en régimen de cesión de futbolistas como Ganea, Andoni López, Larra, Guruzeta, Vivian o Areso y el interés de entidades como la berciana, Leganés, Fuenlabrada, Mirandés, Real Oviedo, UD logroñés y CD Castellón. Gaizka Larrazábal y Gorka Guruzeta son los jugadores por los que ha mostrado interés el conjunto de El Bierzo.

En la temporada 2019-2020 las cesiones han sido una constante en el conjunto blanquiazul, suponiendo prácticamente la mitad del plantel. Caro llegó a préstamo por el Real Valladolid; Maxi Villa, del filial del Girona FC; Noguera, del Santos; Ivi López, del Levante UD, como Manzanara; Sergio Buenacasa, del Real Mallorca, igual que Pablo Valcarce y Russo; Iván Rodríguez, del Málaga CF; Asier Benito, del Eibar; René Román, de la UD Almería; y Javi Navarro, por el Cádiz. En orden inverso, también la entidad berciana realizó alguna cesión, en este caso en el mercado invernal. Así, Carlos Bravo se fue al Rayo Majadahonda; Yacouba Diori acabó la temporada en el segundo equipo del Getafe CF; mientras que el Racing de Ferrol fue el destino del defensa central Jon García.

Los cedidos volverán a ser claves en la Ponferradina