sábado 21/5/22

La guerra entre Asobal y Real Federación Española de Balonmano a cuenta de la Copa del Rey continúa abierta y parece que va para rato. Los clubes mantienen su decisión de no disputar la fase final de esta temporada mientras el órgano que preside Francisco Blázquez no les ceda los derechos de retransmisión del evento. Insisten en que son ellos quienes tienen la capacidad legal por contrato mientras que la RFEB argumenta todo lo contrario.

Ahora mismo la situación está encallada y será el Consejo Superior de Deportes quien tenga que mediar entre ambas partes. Y lo hará, previsiblemente, la próxima semana en una asamblea general que se prevé complicada. Ya advirtió Cayetano Franco que si el CSD «no nos da la razón en este asunto recurriremos a instancias superiores».

Lo que no está del todo claro es si la totalidad de los clubes que ahora mismo integran la Asobal está a favor de no jugar la competición. El presidente ademarista dejó claro que los 13 miembros actuales votaron al unísono, pero otras fuentes indican que habría algún equipo dispuesto a disputarla.

Por su parte, la federación mantiene que son ellos quienes tienen los derechos de imagen de la Copa del Rey y que el contrato de Asobal con la plataforma La Liga TV «era ilegal» y además «caducó el pasado mes de junio». Un conflicto que viene de lejos. De hecho ya vivió una primera parte hace un mes con la disputa de la Supercopa de España entre el Barcelona y el Abanca Ademar.

Ya hay precedentes

Al término del partido la Asobal comunicó que la RFEB había incumplido «de manera voluntaria» el contrato que les permitía retransmitir desde la app La Liga TV ese encuentro firmando por su cuenta con Teledeporte. Habrá que ver si el CSD logra desbloquear una situación que de nuevo deja patente la separación que existe desde hace años entre Asobal y federación.

Los clubes mantienen el órdago con la Copa del Rey
Comentarios