jueves 4/3/21
Pesca

Colofón al primer capítulo

La temporada en los ríos no regulados toca hoy a su fin con un balance en positivo

En los regulados abarca hasta octubre

La afición a la pesca encuentra en la provincia de León un escenario más que notable. JESÚS F. SALVADORES

La temporada pesquera en los ríos leoneses baja hoy el telón en cuanto a los escenarios no regulados, en su mayoría los de montaña. En el caso de los regulados los miles de aficionados a la caña podrán mantener su pasión hasta mediados de octubre.

Con el último día subrayado en el calendario para este primer tramo el resumen que se puede hacer, y eso a pesar de que el inicio de la temporada tuvo que aplazarse nada menos que dos meses a causa de la pandemia del covid-19 y la crisis sanitaria provocada, es más que positivo.

Caudales aptos y en algunos casos en un estado más que notable, buena climatología a pesar de algún día rebelde con fuertes lluvias y tormentas y un elevado número del pez estrella en las zonas piscícolas de la provincia como es la trucha fueron los más destacados ingredientes para que, a pesar de tener menos semanas de actividad, los aficionados disfrutaran de los cotos, Arecs y EDS de una forma más que beneficiosa.

Pocos se fueron a casa sin su premio en forma de captura o en su caso, para los amantes a la pesca sin muerte, sin haber superado en su mano a mano, a algún pez al que después de dar cuenta se le devolvía al agua.

Lo cierto es que si bien y después del retraso en el inicio y de que la movilidad aún estaba en cierto modo pautada a consecuencia de las medidas sanitarias, con el avance de los días la situación fue tornándose a cierta normalidad con una destacada presencia de pescadores en los cientos de kilómetros de masas de agua existentes en León.

Ahora, con el final de la temporada en cuanto a los ríos no regulados la primera valoración y a pesar de los condicionantes es más que positiva. Y como no podía ser de otra manera manteniendo los cánones de pasados ejercicios en los que la pesca, un aliciente que mezcla deporte, afición, cultura y turismo, ha ido escalando pasos.

Eso sí, también ha contado mucho la situación climatológica. Y eso que a pesar del estío las últimas semanas han visto como lo¡s caudales de los ríos bajaban de manera considerable aportando algo más de dificultad a la actividad de la caña y sedal. Pero en nada impidiendo que en los dos meses de desarrollo los aficionados hayan disfrutado. Quizás la temporada en los ríos no regulados hubiera precisado de más semanas. Pero s lo que hay.

Colofón al primer capítulo
Comentarios