miércoles 01.04.2020
Felipe Llamazares | Director general de la Cultural y Deportiva Leonesa

«En la Cultural lo contemplamos todo, desde un Erte a una rebaja de salarios»

Felipe Llamazares prefiere que la competición de Liga se dispute y acabe. JESÚS F. SALVADORES
Felipe Llamazares prefiere que la competición de Liga se dispute y acabe. JESÚS F. SALVADORES

Felipe Llamazares anuncia que, aunque todavía no hay nada decidido, se vislumbran varios escenarios como consecuencia del parón de la Liga, motivado por la pandemia del coronavirus. El director general de la Cultural no se esconde a la realidad: «En la Cultural lo contemplamos todo, desde un Erte hasta una rebaja de salarios».

—¿Cómo se encuentra la plantilla de jugadores?

—Los futbolistas están entrenando en sus casas. Dimos permiso a cinco jugadores para desplazarse a sus casas. La mujer y los hijos les ofrecen más tranquilidad. Las condiciones así son mejores que estar fuera de sus casas en un momento tan delicado. Los demás están aquí en León entrenando en sus domicilios. En el aspecto físico, cada jugador está desarrollando el trabajo específico diseñado por los técnicos y preparadores físicos del club.

—¿No cree que la Cultural rompió la cuarentena al permitir que los futbolistas se desplazaran a sus casas fuera de León?

—No se rompió ninguna cuarentena. Lo que se hizo fue favorecer a algunas personas para que estén más confortables en esa reclusión. No tiene sentido que un jugador esté aquí en León en 40 metros cuadrados cuando tiene en su lugar de origen un chalet con un gimnasio montado en compañía de su mujer e hijos. Además, así están mucho mejor preparados.

Quiero que la Liga se dispute y se termine, porque hay que tener respeto a los inversores

—Con respecto a la competición de Liga, ¿que prefiere que se haga?

—Tengo la misma opinión que el presidente de la Federación, Luis Rubiales. Yo quiero y deseo que la Liga se dispute y se termine, porque hay que tener mucho respeto a todos los inversores que han metido mucho dinero en los diferentes clubes de la Segunda División B, revalorizando la competición y también revalorizando los contratos de los jugadores. A todos estos inversores hay que darles la oportunidad de acabar la competición. No se puede zanjar una competición con todas las inversiones que se han hecho. Lo más importante es que se juegue. Eso sí garantizando la salud de todos.

—¿Cuál es el sentir de Aspire con respecto a la Cultural, que se ha visto frenada por el coronavirus?

—En Doha también están recluidos en sus casas. Entonces lo primero es salvaguardar la salud del personal y luego ver en qué tiempo se reanuda y en qué forma se puede hacer. Aspire es solidaria y está atenta a cómo se desarrollan los acontecimientos.

Aspire es solidaria y está atenta a cómo se desarrollan los acontecimientos

—¿Está pandemia va a incidir en la Cultural en el aspecto económico, que influya en los empleados del club y también en la plantilla de futbolistas?

—Estamos trabajando y haciendo los números finos de esa posibilidad. Lo que está claro es que es un momento de solidaridad, absolutamente de todos los integrantes de la Cultural. Es bueno que todos pensemos, y me refiero a jugadores, técnicos y empleados, en lo que podemos hacer por el club que nos paga, más que en intentar defender cada uno en particular sus derechos. La parte importante es los jugadores, que es un apartado amplio en el presupuesto de los clubes. Los jugadores, que estamos hablando con ellos, tienen que ser solidarios con la situación.

—¿La Cultural qué contempla en estos momentos en el apartado económico?

—Para presentar un Erte hay que hablar con los jugadores. Nosotros estamos viendo todos los escenarios posibles, pero integrando a todos en las posibles decisiones. También se puede hablar con los jugadores sin hacer un Erte. En los próximos dos o tres días ya tendremos todos los números bien afilados. En la Cultural lo contemplamos todo, desde hacer un Erte a rebajar los salarios.

Es un problema mundial y estoy seguro que la Uefa y la Fifa cambiarán los mercados de los jugadores

—¿Y si la competición termina más allá del 30 de junio, como se solucionaría el tema de los contratos con la plantilla?

—Todo tiene que ir en el mismo paquete de negociación. Todos queremos acabar la competición. Al igual que en otros sectores las vacaciones se trasladan a abril, que las estamos pasando ahora en casa porque es una situación excepcional. Si llegara ese momento hay que tratarlo también excepcionalmente. Es un problema mundial y estoy seguro que la Uefa y la Fifa cambiarán mercados. Si jugamos en julio y agosto será posible. En esa negociación con los jugadores entrará la prolongación de los contratos por el tiempo que dure la competición. Esto sólo se puede resolver por un estado de generosidad y flexibilidad de todas las partes.

«En la Cultural lo contemplamos todo, desde un Erte a una rebaja de salarios»