miércoles 18/5/22
Fútbol | Primera Federación

La Cultural, sin premio a su valentía

El equipo leonés, a pesar de jugar en inferioridad numérica toda la segunda parte, mantuvo su presión alta para impedir el juego ofensivo de los irundarras (1-1)
                      El culturalista Kalvin Ketu controla un balón a pesar de la oposición del jugador irundarra Miguel Santos FERNANDO OTERO
El culturalista Kalvin Ketu controla un balón a pesar de la oposición del jugador irundarra Miguel Santos FERNANDO OTERO

No pudo ser. La Cultural continúa sin conocer la victoria en la ‘era Curro Torres’ (1-1), y eso que el equipo leonés hizo méritos más que suficientes para haber logrado ese objetivo, pero un penalti del debutante Fran Torres y su inmediata expulsión en el minuto 48 dio al traste con todo el trabajo realizado hasta ese momento, aunque el conjunto blanco supo sobreponerse a tanta adversidad para mantener al menos el punto que estaba consiguiendo ante un Real Unión que se presentó en el Reino de León con la vitola del mejor equipo como visitante de la categoría, acabando también con su registro de que siempre que marcaba lejos del Gal Stadium lograba la victoria como estaba sucediendo hasta este encuentro ya que su único empate fue sin goles y sus dos derrotas por 1-0.

El partido dio comienzo con los jugadores locales presionando muy alto para impedir la circulación y salida de balón con comodidad de los irundarras lo que se dejó sentir en los primeros veinte minutos, durante los cuales los visitantes apenas superaban la línea que divide los dos campos, mientras los locales merodeaban con peligro las inmediaciones de la portería defendida por Iarzusta.

                      Mangana apoyó con sus subidas por la banda derecha al centro del campo culturalista y conectó también con los atacantes. FERNANDO OTERO

Mangana apoyó con sus subidas por la banda derecha al centro del campo culturalista y conectó también con los atacantes. FERNANDO OTERO

Se llegaba al ecuador del primer acto cuando un centro de Castañeda por su banda encontraba en Gaztañaga a su rematador superando al meta del Real Unión con un misil que se colaba por la escuadra de la meta guipuzcoana para colocar el 1-0 en el luminoso. Era el justo premio a la mayor ambición y dominio del conjunto dirigido por Curro Torres ante un sorprendido y timorato Real Unión.

Sin embargo, el gol varió el rumbo del encuentro porque los irundarras despertaron de su letargo y comenzaron a estirar líneas, nivelando el dominio que estaba ejerciendo hasta ese momento la Cultural comenzando a inquietar la portería defendida por Sotres.

El equipo leonés fue bajando sus revoluciones a medida que las aumentaban los irundarras, igualando el control en la línea de creación, buscando sorprender a la defensa y portero leonés y aunque los locales ya no tenían la comodidad de la que habían disfrutado hasta esos momentos la retaguardia supo mantener a raya al ataque visitante, llegándose al descanso con ese exiguo 1-0 que campeaba en el luminoso del Reino de León desde el minuto 22.

Tras el paso por vestuarios la situación dio un cambio radical, aunque de salida todo parecía indicar que seguía igual que cuando los veintidós protagonistas se retiraron del terreno de juego. Nada más lejos de la realidad.

El triunfo se resiste

Curro Torres continúa sin conocer la victoria con la Cultural a pesar del buen partido de su equipo

En el minuto 48 el segundo acto se iba a convertir en tragedia para las huestes de Curro Torres porque Seguín le ganaba la espalda a Fran Cruz y éste se cuelga sobre el atacante en el interior del área de meta derribándole. El colegiado no duda en decretar el claro penalti cometido por el defensor culturalista mostrándole la cartulina roja de expulsión por «sujetar a un adversario dentro del área de penalti, evitando con ello una ocasión manifiesta de gol del equipo adversario», según consta en el acta del partido, dejando a la Cultural en inferioridad numérica durante esta segunda parte.

Capelete se encarga de ejecutar la pena máxima batiendo a Sotres por su lado derecho para establecer el 1-1 en el luminoso.

Con tablas en el marcador comienza otro partido porque el Real Unión empieza a creer que puede culminar la remontada, pero la Cultural no se viene abajo y sigue creyendo en que tiene tiempo para volver a adelantarse, sorprendiendo por completo Curro Torres a Aitor Zulaika al mantener la presión alta sobre el rectángulo de juego en lugar de bajar las líneas para fortalecer la retaguardia, lo que descoloca a los jugadores irundarras que no saber como atacar esa situación, nueva por completo para ellos.

A medida que se acerca el final del encuentro la Cultural sigue acercándose a los dominios de Irazusta pero no disfruta de claras ocasiones, aunque sí mantiene a raya al ataque del Real Unión para mantener el punto logrado.

La Cultural, sin premio a su valentía
Comentarios