jueves 17.10.2019
Fútbol

La Deportiva recupera un punto

El equipo de Bolo igualó en siete minutos y en un agónico final un partido que perdía por 2-0 
Larrea celebra su gol. L. DE LA MATA
Larrea celebra su gol. L. DE LA MATA

Si en Fuenlabrada un poco y sobre todo ante el Alcorcón el deportivismo se fue de los partidos con la sensación de que el equipo había perdido dos puntos cada día, ayer fue justo al revés. El conjunto berciano lo tenía todo perdido y acabó salvando un punto que le permite sumar una jornada más. 2-2 en un choque marcado por la novedosa alineación diseñada por Bolo. El ventajismo del fútbol y del deporte en general hará que se debata mucho sobre estas variaciones y que se consideren un error. Quizá con un triunfo pasaría justo lo contrario. Lo cierto es que el equipo blanquiazul disputó su peor partido del primer mes de Liga y que fue cuando volvieron «los habituales» cuando se produjo la reacción y el empate.


Los dos equipos formaron con un 4-4-2, a pesar de las indicaciones previas de la LFP, que colocaban un 4-2-3-1 en el dibujo berciano. Pero lo cierto es que Fullana actuó junto a Óscar Sielva en el medio, Son, en la derecha como extremo y en la otra banda Nacho Gil, quedando Kaxe y Carlos Bravo para la vanguardia.

 

Había dejado entrever cambios Bolo en la previa, más teniendo en cuenta que esta semana hay dos partidos, pero no se esperaba una revolución como la realizada, Y no sólo por el número de novedades -4-, sino por quienes fueron los «sacrificados»: Isi, Yuri, Larrea y Russo. Maxi Villa jugó de lateral, con Son por delante y Noguera lo hizo en el centro de la zaga. Las otras novedades ya están comentadas.

 

Arranque muy igualado con dos escuadras que trataban de hacerse con el control en la medular. El juego fue bastante deslabazado, con muchas imprecisiones, pero la Deportiva no pasaba ningún apuro atrás, recuperaba bastantes balones y presionaba arriba, tratando de aprovechar los errores gallegos en la salida del balón.

 

Son buscó la primera aproximación berciana y después era Nacho Gil el que lo intentaba desde la larga distancia para la Ponferradina. Hasta pasado el primer cuarto de hora no se acercó el Lugo a las inmediaciones de Manu García y lo hizo con peligro en un remate de Christian Herrera que se perdía por encima del travesaño. Fue el único tiro de los tres del Lugo antes del descanso que no acabó en las redes deportivistas.
Pero se estaban imponiendo los de Jon Pérez Bolo en la línea medular, con más posesión y pisando más el campo adversario, si bien el equipo albivermello estaba cómodo, bien ubicado en su zona y buscando las salidas en velocidad.

 

Kaxe probó en un remate a los veinte minutos que atajaba el cancerbero del cuadro gallego. El juego entró en un descontrol, con pocas ocasiones y con muchos errores. La Deportiva iba de más a menos. Rebasada la media hora un balón perdido en el centro del campo y la laxitud en las marcas propició que el Lugo se adelantase en el marcador. Cristian Herrera, que ayer ni marcó ni brilló como en tardes anteriores, sí logró dejarle un balón en la frontal a Manu Barreiro, que cruzaba el balón lejos del alcance de Manu García en el primer tiro entre maderas del cuadro local. El punta volvía a marcarle a la SDP, como en pretemporada. Y lo volvió a hacer en tiempo de prolongación cuando el árbitro decretó un penalti por mano de Maxi Villa. 2-0 con la Deportiva desdibujada y con el segundo tanto en el peor momento.

 

Yuri fue la novedad de salida en el segundo acto, aunque el brasileño estuvo muy vigilado e intervino poco en el juego. No cambió demasiado la Deportiva hasta que Bolo se la jugó con el doble cambio en el que introdujo a Larrea e Isi y quitó a Maxi Villa y Carlos Bravo. El equipo pasó a tener el balón y a meter al Lugo atrás. Además, Eloy Jiménez pareció conformarse con el 2-0, quitó a sus dos delanteros y le dio el balón a su rival. Manu Barreirro y Yanis Rahmani llevaron el poco peligro del Lugo antes de que en la mejor jugada del partido, una combinación entre Isi, con pase de espuela incluido, Son y Larrea, la Deportiva recortase diferencias. Son dejó atrás casi desde línea de fondo y en la frontal Larrea, como en Fuenlabrada, pero sin caerse, sacaba un potente disparo raso y cruzado al que no llegaba Varo. 2-1 y quedaba casi un cuarto de hora. La Deportiva creyó en el empate y éste llegó en el minuto 83 con una dosis de fortuna. Luis Valcarce puso un centro que rebotó en Iriome y acabó sorprendiendo por alto a Varo. Quedaba poco y parecía que podía llegar el 2-3, pero el Lugo tuvo en la prolongación la más clara del duelo. Carlos Castro, en área pequeña y con Manu en el suelo, disparó al muñeco. La última de Yuri la paró el arquero local.

La Deportiva recupera un punto
Comentarios