jueves. 08.12.2022

«Me encantaría ser la abanderada de España»

Lidia Valentín es una de las candidatas a llevar la bandera de España en los Juegos de Tokio 2020. "Rezo porque así sea", dice
20190228-636869614539817848_14404905_med
Lidia Valentín con la medalla de oro de los Juegos de Londres 2012. J.P. GANDUL

Después de la medalla de plata conquistada en el reciente Mundial disputado en Tailandia, que amplía a 19 el número de preseas entre Juegos, Mundiales y Europeos, Lidia Valentín sólo mira a Tokio 2020. Y sus ojos otean el horizonte con una doble intención en la próxima cita olímpica. En primer lugar, la haltera de Camponaraya pretende colgarse su cuarta medalla olímpica, cifra sólo superada por el piragüista David Cal con cinco. Por otro lado, ya ha expresado que le encantaría ser la abanderada de la delegación española en la ceremonia inaugural de los Juego de Tokio 2020. Su decimonovena medalla en un gran campeonato no hace más que reforzar la opción de que sea la deportista elegida para abanderar a España en los próximos Juegos. «A nivel femenino ninguna española tiene tres medallas olímpicas en diferentes Juegos. Creo que por justicia tendría que ser a nivel femenino yo o a nivel masculino Craviotto. Voy a rezar para que así sea». Con ese deseo la mejor haltera española de todos los tiempos y una de las referentes a nivel mundial, la berciana Lidia Valentín, se postuló para ser la encargada de encabezar a la delegación española en Tokio 2020. La haltera de Camponaraya se convertiría además en la tercera mujer en portar la bandera española tras Cristina de Borbón que lo hacía en Seúl 1988 e Isabel Fernández en Atenas 2004.


Lidia, una de las deportistas españolas más laureadas, se fija en Tokio 2020 para volver a conseguir medalla olímpica y también como posibilidad de meditar el adiós a la alta competición. Y como mejor colofón a su brillantísimo palmarés, nada le haría más ilusión que abanderar la nómina de la delegación española en la ceremonia inaugural de Tokio 2020, el viernes 24 de julio. Allí espera estar Lidia Valentín, que sumaría su cuarta presencia. Las tres anteriores fueron premiadas con un lugar en el cuadro de honor y en esta también con el reto de acabar en el podio. Además para ella sería un momento muy especial ya que de los tres metales conquistados con anterioridad sólo en el bronce en Río de Janeiro 2016 pudo disfrutarlo en ese mismo momento, tras la competición olímpica. En Pekín 2008 con la plata y en Londres 2012 con el oro se vio obligada a esperar meses para recibir las medallas, e incluso en este último caso casi siete años, para poder disfrutarlas ya que debido al dopaje de algunas de las rivales que la precedían en aquel momento no pudo hacerlo y sí tiempo después.

 

«Yo quiero que el jurado sea justo y no me lo den a mí por el simple hecho de ser mujer. Que sea abanderado el que más medallas tenga. Pero sí, personalmente me encantaría ser abanderada», ha precisado Lidia Valentín.

 

El abanderado del equipo español lo designa directamente el COE. Otra de las candidatas a portar la bandera española en la ceremonia inaugural de los Juegos de Tokio es Mireia Belmonte, que tiene cuatro medallas, pero Lidia Valentín ha matizado al respecto que, a pesar de ser más metales olímpicos, no son en tres Juegos diferentes. «Obviamente, voy a mirar por intentar que sea yo. Pero creo que al final es una cuestión de justicia. Si fuera mi caso, estaría encantadísima. Voy a rezar por ello», afirmó.

 

Pero hasta que llegue Tokio 2020, la haltera berciana se centra en su preparación, con la vista situada en dicha cita olímpica, después de colgarse la medalla de plata en el Mundial de Tailandia hace una semana.

 

Lidia Valentín está preparada para hacer historia, no sólo a nivel de competición en la modalidad de halterofilia, sino también para abanderar a la delegación española que participe en Tokio 2020.

«Me encantaría ser la abanderada de España»
Comentarios