viernes. 07.10.2022
Fútbol | Liga de Naciones

España golea y vuelve a soñar

Los germanos sufren ante La Roja su peor humillación desde la fase previa del Mundial de 1954. El combinado hispano logra su triunfo más amplio ante los teutones
Los jugadores de la selección española celebran uno de los seis goles materializados frente al combinado alemán. JULIO MUÑOZ

«Mejor que solo valga ganar porque así no podemos especular». Premonitoria sentencia de Luis Enrique en la previa de un duelo fantástico en el que España recuperó todo el gol que se le venía negando, halló grandes certezas pensando en la Eurocopa y pasó por encima de una errática Alemania con una goleada histórica (6-0), inimaginable siempre y más en un duelo en el que estaba en juego el pase a la ‘final four’ de la Liga de Naciones. La determinación, fútbol exquisito y demoledora eficacia de La Roja contrastaron con un comportamiento hasta pasota en la ‘Mannschaft’ que le puede costar incluso el puesto al discutidísimo Joaquim Löw, desolado y con nula capacidad de reacción. Confiaban quizá los teutones en que les servían dos resultados, que se presentaban en Sevilla tras doce partidos sin perder y que llevaban 20 consecutivos marcando al menos un gol, y dejaron hacer con inusitada facilidad a una selección española que, sí le dejas, cuenta con jugadores de técnica depurada que tocan hasta aburrirte o desesperarte. Vuelve a enganchar e ilusionar España, aunque sabido es que en este país hiperbólico se pasa del pesimismo a ser campeones del mundo en una noche de euforia.

Hay que tener calma, pero tiene muy buena pinta este equipo en el que brilló con luz propia Ferrán Torres, autor de un ‘hat trick’ que jamás podrá olvidar. Creció en el Valencia con Marcelino y va camino de figura con Pep Guardiola en el City. Desborda, se asocia, alterna el juego en corto y en largo y tiene gol. Anoche, sacó los colores a Max, un lateral del medio pelo del PSV.

Billete a lo grande

Triplete de Ferran y exhibición histórica de La Roja, que se clasificó para la ‘final four’

En ese proceso de búsqueda emprendido por Luis Enrique, el seleccionador decidió cambiar por completo el centro del campo en su partido más importante de esta segunda etapa. Sintomático porque siempre presume de que, a su juicio, es la zona clave e insiste en que España dispone de los mejores centrocampistas del mundo. Ante la ausencia obligada por lesión de Busquets, entró Rodrigo Hernández, cuya sola presencia en el terreno es imponente, secundado por Koke y Canales. Acierto pleno del técnico gijonés porque el colchonero tiene experiencia, oficio, buen toque y excelente lectura táctica. No es el más rápido, ni el más llegador, ni el más contundente, pero cumple en todo. El bético se lesionó muy pronto y entró Fabián, clave en esos lanzamientos de esquina que preludiaron los goles de Morata y Rodri. Acierto español en la estrategia y defensa horrible de los germanos, mal situados y poco intensos, en plan casi contemplativo. Solo les faltó aplaudir, como en ese golazo de Puyol en las semifinales del Mundial de Sudáfrica.

Como rectificar es de sabios, inteligente fue también Luis Enrique al dejarse de experimentos de nueves mentirosos y decantarse por Morata, en un estado de forma óptimo en la Juventus.

Palabra de Luis Enrique

«Mejor que solo valga ganar porque así no podemos especular», premonitoria sentencia

El madrileño sacó el manual de lo que debe ser el delantero centro y se reivindicó para la Eurocopa. Aguantó el balón de espaldas, se giró, descargó, abrió a la banda, se desmarcó, remató en cualquier posición y, además, atinó para marcar su primer gol con la selección en un año, desde el 7-0 a Malta en Cádiz. Tradicionalmente, no es casualidad que los grandes equipos y combinados campeones casi siempre hayan disfrutado de un ariete clásico al que le das hasta un melón, que no es el caso, y te saca al menos una falta a favor. Le anularon el segundo a Morata por un fuera de juego que no lo pareció tras una combinación modélica.

Fenomenal también la versatilidad de Dani Olmo y mención especial para Ferrán en esa autopista que halló por la banda derecha. Ciertamente, esta Alemania también en transición suena muy bien de Kroos y Gundogan hacia adelante, pero atrás es endeble, una caricatura de los viejos tiempos.

España golea y vuelve a soñar
Comentarios