martes 24.09.2019
Fútbol | Segunda División

La estrategia financiera de la Deportiva

La llegada de Leilei Gao permite al club berciano ampliar el límite salarial para poder fichar más futbolistas. "Haré lo posible por aportar al máximo", afirmó el jugador chino en su presentación
Gao fue presentado ayer por la Deportiva como nuevo jugador para los próximos seis meses. A. F. BARREDO
Gao fue presentado ayer por la Deportiva como nuevo jugador para los próximos seis meses. A. F. BARREDO
Aunque no sea muy común el caso sucedido con la llegada de Leilei Gao a la Deportiva, el asunto no es tan simple como parece, lo que ha causado incluso burlas contra el club. «La LFP lleva a cabo un control del límite salarial y esta incorporación nos permitirá elevarlo y poder traer un central, una zona en la que nos falta un efectivo», apuntaba ayer en la presentación de Gao el consejero Alfonso Rodríguez Hevia, responsable del área deportiva de la entidad blanquiazul. Es una verdadera acción de ingeniería financiera que permite a la entidad disponer de la posibilidad de fichar más, como así ha hecho. Además y como ya quedó claro desde el primer momento y ayer reiteró Hevia, la llegada del jugador no obliga a nada a la Ponferradina, ni siquiera a pagarle un sueldo: «Tenemos que hacer la plantilla más competitiva posible para lograr los objetivos que nos hemos planteado este año y no voy a negar que tenemos dificultades para obtener recursos en la zona. En ese escenario se plantea un marco de patrocinio por el cual hay una incorporación, que se incorpora con todas las de la ley a la plantilla, y será el entrenador quien decida desde el punto de vista deportivo quién va convocado a los partidos y quién juega o quién no».

El club no aportó cifras, pero la operación supone la entrada de una buena cantidad de dinero en las arcas del mismo. Además, se espera que sea una posibilidad para explorar nuevas vías económicas.

Gao tiene 39 años y ha jugado en varios países y continentes. En España vistió con anterioridad las camisetas de Cornellà y Jumilla. Incluso llegó a disputar con un equipo finlandés una ronda previa de la Copa de la Uefa, disputando 45 minutos. En su lugar de origen cuenta con una escuela de fútbol a la que acuden 5.000 niños. 
El centrocampista explicó ayer su historia: «Es un placer aceptar esta oportunidad. Gracias a ella puedo continuar el sueño de mi padre, fallecido en 1999, que quería que jugase al fútbol el mayor tiempo posible. Es mi último año deportivo y para mí es muy importante. Conozco el club y la afición, que es muy pasional. Haré lo posible por aportar el máximo y que todos estén contentos conmigo». 

Mientras, en Santander se espera poder aumentar el límite salarial mediante una ampliación de capital. Y en Elche, con una aportación dineraria del bolsillo del presidente.
 

La estrategia financiera de la Deportiva