sábado. 03.12.2022

El ex deportivista Nsaliwa carga contra Claudio: «No le gustan los foráneos»

Tam Nsaliwa no deja en muy buen lugar a Claudio. En sus manifestaciones lo deja claro el ex jugador de la Deportiva, que tira más de una «chinita» contra el valenciano por el poco protagonismo que le concedió entre enero y junio del 2011: «Tras seis meses entrenándome en un estudio de fitness, llegué a la Associaçao Naval par firmar. El día que aterricé me informaron de que la Ponferradina también me quería. Era el peor de los tres equipos que tenía para firmar (el otro era el Elfsborg), pero tenía el sueño de jugar ante Madrid y Barça y pensé que era la mejor manera de mostrarme al Real Betis».

«Sin embargo, comprobé que el entrenador, Claudio Barragán, no es alguien a quien le guste trabajar mucho con jugadores de fuera... Pasé por alto el hecho de que llamó a un jugador de color de un modo despectivo durante un videoanálisis. Trataba de ganarme minutos (acabó jugando 132), pero casi siempre me quedaba fuera. En la final de la Copa Castilla y León jugamos aquellos menos habituales. Lo tomé como una oportunidad para demostrarle a todos de lo que era capaz y acabé siendo considerado el hombre del partido», asegura.

«Tras este encuentro, el club me preguntó si cambiaría de opinión para quedarme con el equipo, a lo cual respondí directamente que no lo haría. Unas semanas mas tarde, otro club de Segunda se interesó en mí. El entrenador de ese club preguntó a mis antiguos compañeros sobre mí y todas las respuestas fueron muy buenas, así que naturalmente el entrenador se preguntó por qué no jugué. Llamó a Claudio Barragán para preguntárselo y le respondió que no era lo suficientemente bueno para jugar en Segunda», mantiene.

«No tengo ninguna duda de que Claudio lo dijo sólo para protegerse de la gente que le preguntó más tarde por qué no jugué en la Ponferradina y en lugar de ello él preferiría acabar con la carrera de alguien. Después de esto perdí todo el respeto por Claudio».

El ex deportivista Nsaliwa carga contra Claudio: «No le gustan los foráneos»
Comentarios