domingo 15.09.2019

La factoría Lions no para en Navidad

La carrera se vistió de señas navideñas en muchos participantes.
La carrera se vistió de señas navideñas en muchos participantes.

ÁNGEL FRAGUAS | LEÓN

La San Silvestre de León se le da muy bien a Jorge Blanco. La mejor prueba es que con la victoria de ayer ya son tres ediciones las que ha ganado, además de forma consecutiva. Ha conquistado el primer peldaño del podio de la prueba navideña leonesa en los años 2014, 2015 y 2016, mientras que en el año 2013 fue tercero.

La XX edición de la San Silvestre de León coronó por tercer año consecutivo al ‘lions’ de la factoría José Enrique Villacorta, que le vale para poner el broche de oro a un año excelente.

Una carrera que se desarrollaba nuevamente a ritmo frenético con 1.300 atletas inscritos en la prueba ‘grande’ de siete kilómetros y 6.400 en la popular de 2,5 kilómetros. Y en ese escenario que entremezclaba perfectamente el deporte y la diversión el pupilo de José Enrique Villacorta dejó constancia en una edición más su extraordinaria calidad.

Jorge Blanco, con un tiempo de 20:19, logró batir su marca de la pasada edición (20:21) y revalidar el primer cajón del podio de la San Silvestre leonesa tras superar una exigente prueba por las principales arterias de León que le llevada a cruzar en primer lugar la línea de meta con 30 segundos de ventaja respecto al segundo clasificado, Alejo Ares (20:49) y 40 segundos (20:59) respecto al tercero, Guillermo García.

Precisamente los tres atletas demostraron ser los más fuertes en una carrera que empezaba a un ritmo endiablado superando la media del 2015. Esa velocidad de carrera impuesta desde el principio hacía que el grupo cabecero se quedara en apenas una decena de atletas a su paso por Santo Domingo. La fortaleza de Jorge Blanco se vio reforzada cuando pasó al ataque. Sus sensaciones eran las óptimas y eso le permitía aumentar la cadencia de su zancada. Junto a él Alejo Ares y Guillermo García se mostraban muy seguros mientras que algo más retrasados marchaban otros participantes que también destacaron en la prueba. Con el paso de los kilómetros, Jorge Blanco volvía al ataque y su nuevo cambio de ritmo servía para eliminar a todos sus rivales y cruzar la línea de meta como campeón absoluto y destacado por tercer año consecutivo de la San Silvestre con un tiempo de 20:19, bajando dos segundos al registro cosechado en la pasada edición, en la que paró el crono en 20:21.

En cuanto a la categoría femenina, la leonesa Blanca Fernández se proclamó campeona de la vigésima edición de la San Silvestre de León al cruzar la línea de meta con un tiempo de 24:29. Por detrás, Ana María Fuertes y Mayte Hernández.

Las tres mostraban sus bazas desde la salida aunque Blanca Fernández se mostró netamente superior, como indica la clasificación final, además con una excelente marca al final de la carrera por las calles de León. La pupila de José Enrique Villacorta se mostró satisfecha al final de la carrera con el registro obtenido y sobre todo muy contenta con los ánimos de todo el público que siguió la prueba desde el principio y hasta el final.

En cuanto a la prueba popular de 2,5 kilómetros en categoría masculina Diego Rubio cruzaba en primera posición la línea de meta por delante de Fernando Fernández Valladares y Hamza El Bergui, mientras que en féminas el podio quedaba conformado por Raquel Álvarez en primer lugar, Adriana Díaz en segunda posición y Carlota Izquierdo como tercera clasificada en una San Silvestre que también mostró su acento solidario, que tuvo como destinatario en esta oportunidad, coincidiendo con la vigésima edición a Alfaem.

La prueba organizada por el Ayuntamiento de León con la colaboración del Club Sprint también refrendó la tradición que tienen los leoneses a una carrera tan especial como de tan alta participación. Todo para despedir el año deportivamente a la carrera y con las zapatillas puestas. 7.700 protagonistas practicaron deporte y algo más por unas calles de León repletas de buen ambiente.

En suma, una San Silvestre llena de participantes sobre las calles de León, que hicieron de la Navidad un tiempo para hacer deporte de diferentes maneras. Y sobre todo unir a todos los leoneses en una carrera que en cada edición tiene más arraigo con las gentes de esta tierra. Un cierre de año 2016 con protagonismo deportivo en diferentes versiones.

La factoría Lions no para en Navidad
Comentarios