lunes 26/7/21
Eurocopa | Los favoritos no fallan

Francia marca territorio

Un autogol de Hummels decidió un clásico que dominó Alemania pero se jugó a lo que quisieron los ‘bleus’ Los dos equipos hicieron un gran despliegue físico
Mbappé celebra el gol francés ante la desesperación de Hummels que marcó en propia puerta. LUKAS

Hay entrenadores que desean tener el balón para controlar, defender, marcar el ritmo y hacer bascular con paciencia al adversario, como ocurre con el alemán Joachim Löw, que acaba ciclo tras la Eurocopa, y otros que se sienten felices pertrechados atrás y solo desean la pelota para darle profundidad al juego, transitar con rapidez y sorprender al enemigo. Es el caso de Didier Deschamps, que cuenta con la ventaja de disfrutar de una selección equilibrada como pocas en la historia y se maneja a partir de la premisa innegociable de un centro del campo de puro músculo. Hasta con un equipo de suplentes sería candidata al título en este torneo que abrió con victoria ante la ‘Mannschaft’ en un clásico entre campeones decidido con un autogol de Hummels en el primer tiempo (0-1).

Se puede tener el toque y la calidad indiscutible de Kroos, pero si el que le presiona es el pulpo Kanté, enormes dificultades para el metrónomo alemán. Da igual que dirija a la ‘Mannschaft’ frente a Francia o al Real Madrid contra el Chelsea en las semifinales de la Champions.

En el fútbol moderno casi todos tienen buena técnica, bien enseñada en el fútbol base, pero solo unos privilegiados pueden marcar diferencias porque les acompaña un físico superlativo. La condición física de base de la que siempre habló Luis Aragonés, acompañada de un trabajo de preparación física pormenorizado. Futbolistas pero también atletas, como los franceses, favoritos indiscutibles para destronar a Portugal si no se pierden con sus peleas de gallo.

Una victoria clave
Hasta con un equipo de suplentes Francia sería candidata al título en este torneo europeo

Prueba inequívoca de lo dicho fue lo que ocurrió en Múnich. Dominó más Alemania, dispuso de una posesión próxima al 60% ya en el período inicial, pero se jugó casi siempre a lo que quiso Francia. Solo al principio los germanos tocaron con precisión y abortaron cualquier intento de contragolpe de los ‘bleus’, que no corren, vuelan, en cuanto advierten algún espacio. Gundogan y Kroos manejaban el centro del campo en esos instantes, los tres de arriba se movían con libertad, aunque Havertz se pierde lejos del área, y hasta Hummels amenazaba al cabecear un saque de esquina.

La vigente subcampeona de Europa parecía desajustada, con Griezmann demasiado pegado a la derecha. Pero pronto el azulgrana se vino más atrás, conectó con el centro del campo y habilitó más espacios para Mbappé y Benzema, que en el primer acto solo dejó un control maravilloso de espalda y cerca del final sufrió la anulación de un gol porque Pogba tardó en dársela.

Se desperezó Francia al cuarto de hora y comenzó a mostrar esas señas de identidad que le hicieron campeona del mundo en 2018. Avisó Pavard con una arrancada magnífica y un pase raso que cortó Ginter cuando Mbappé se disponía a empujarla. Poco después, Pogba no marcó en una acción de estrategia porque midió mal y en lugar de rematar de cabeza lo hizo con el hombro. En esos minutos de vértigo, Mbappé encaró, se atrevió en el uno contra uno y ejecutó un tiro de rosca que desvió Neuer.

Francia marca territorio
Comentarios