domingo. 26.06.2022

El futuro de Sarabia, en el aire

El madrileño, titular en ocho de los nueve últimos partidos de La Roja y figura cada vez más destacada, en plena encrucijada Acaba su cesión en el Sporting de Portugal
                      El jugador de la selección española de fútbol Sarabia durante un entrenamiento. PABLO GARCÍA/RFEF
El jugador de la selección española de fútbol Sarabia durante un entrenamiento. PABLO GARCÍA/RFEF

A Luis Enrique le preguntaron en la previa del duelo que midió a España con Suiza el jueves en Ginebra si le inquietaba que hubiera una decena de internacionales que tienen su inmediato horizonte profesional en el aire. «No sé ni qué diez jugadores acaban contrato. Y si es así, qué suerte tienen, porque van a poder decidir su futuro. En su carrera van a estar pocas veces en esa situación. En mi carrera estuve solo una vez así. No sé ni quiénes son», aseveró el gijonés, que incidió en que veía a toda su tropa «hiperconcentrada e hiperpreparada». Entre esos futbolistas a los que la incertidumbre no parece hacerles ninguna mella se encuentra Pablo Sarabia. Autor del gol contra el bloque helvético que certificó la primera victoria de la selección española en esta tercera edición de la Liga de Naciones, el atacante madrileño sigue elevando su estatus dentro del combinado nacional, mientras afronta otra encrucijada en su carrera.

El que fuera canterano del Real Madrid viene de firmar una campaña espectacular en las filas del Sporting de Portugal, equipo al que llegó el pasado verano en busca de la continuidad necesaria para asegurar su presencia en el Mundial de Catar. Algo que se antojaba imposible en el PSG, donde la presencia de tres astros del calibre de Mbappé, Neymar y Messi bloqueaba las opciones que tenía para desempeñar un papel protagonista. Una apuesta valiente por parte de Sarabia que se ha visto recompensada con creces. El delantero selló 21 goles y repartió 9 asistencias en los 45 partidos que disputó esta temporada con el cuadro lisboeta, donde recaló en calidad de cedido. A los leones, por supuesto, les encantaría seguir contando con sus servicios. El futbolista tampoco vería con malos ojos proseguir su carrera en Portugal, donde ha registrado uno de los picos más altos de rendimiento en su dilatada trayectoria. Pero todavía le resta un año de contrato con el PSG, su salario de 13 millones de euros brutos resulta prohibitivo para las arcas del conjunto luso y hay muchas ‘novias’ llamando a la puerta.

Porque a esas excelentes prestaciones con el Sporting de Portugal se suma la explosión de Sarabia con la selección española, hasta el punto de convertirse en uno de los futbolistas predilectos de Luis Enrique.

El futuro de Sarabia, en el aire
Comentarios