sábado 27/2/21
Fútbol | Liga de Campeones

Giroud castiga a Simeone

El equipo colchonero sale del exilio de Bucarest con una derrota que dificulta el pase a cuartos de final
La chilena de Olivier Giroud superó así al Atlético de Madrid en la ida de octavos de final. ROBERT GHEMENT

Mal resultado y pobres sensaciones del Atlético ante el Chelsea en Bucarest (0-1), exilio obligado por las restricciones impuestas por el Gobierno a los vuelos procedentes del Reino Unido. Simeone trató de frenar la hemorragia de goles con un plan pensado sobre todo en no encajar en el primer asalto y fue castigado en la segunda mitad por Giroud, a quien el VAR validó una chilena espectacular porque el pase fue de Mario Hermoso y dejaba sin efecto el fuera de juego. La derrota deja muy cuesta arriba el pase a cuartos para los rojiblancos, ya que está obligado a vencer en Stamford Bridge, y alimenta sus dudas pensando en el torneo de la regularidad. Ya son ocho partidos seguidos sin mantener su portería a cero y tres sin vencer. También pone en cuestión el poderío actual de la Liga, ya que el líder de España fue muy inferior al quinto de la Premier. Tras las derrotas de Barcelona, Sevilla y Atlético en los primeros asaltos, solo queda la bala del Real Madrid.

Racha negativa

Ya son ocho partidos seguidos del Atlético sin mantener su portería a cero y tres sin vencer

Es cierto que las bajas, sobre todo en defensa, condicionan la elección de jugadores y dibujos tácticos, pero el Cholo Simeone fue contradictorio en su planteamiento. Nadie le puede acusar de rácano a quien junta prácticamente a todos sus hombres de ataque en el once inicial, pero también resulta indiscutible que su plan fue el de esperar al Chelsea con un repliegue intenso.

Se trataba de dejar tocar y tocar a los londinenses, de cerrarles los espacios sobre todo por dentro, y de tratarles de sorprender en alguna contra o robo de balón cerca del área enemiga. Una fórmula clásica en otros años de Simeone, pero un martirio para hombres como Correa, Lemar, Joao Félix y Luis Suárez. Corriendo y sufriendo para defender, es harto difícil estar fresco a la hora de percutir, dar el último pase o rematar.

Bajas para la vuelta

El Chelsea no podrá contar para el segundo partido con Mount y tampoco con Jorginho

Dispuso el Atlético de un par de ocasiones pronto, ya que Saúl estuvo a punto de robarle la cartera a un desacertado Mendy y Lemar golpeó en semifallo tras un pase tenso de Suárez que dejó pasar el portero francés, titular para desgracia de Kepa Arrizabalaga, pero dio sensación de inferioridad. Más en el juego y en el dominio que en las ocasiones, ya que tampoco Oblak se vio muy exigido en el primer acto. Apenas intervino para atajar un tiro lejano de Marcos Alonso y desviar un duro lanzamiento de Timo Werner junto al poste que el esloveno defendía. Daba miedo el Chelsea porque tocaba fácil cerca del área madrileña, pero siempre aparecía una pierna para desviar el pase clave. El que más sufría era Lemar, que ejercía de lateral zurdo en el repliegue y no podía con Hudson-Odoi, mucho más veloz y potente.

No cambiaba apenas el guión del choque tras el descanso. Mismas trazas. Posesión del Chelsea y algún aguijonazo del Atlético. Apareció Joao Félix para domar un balón y luego dibujar un remate en escorzo más plástico que efectivo. Pero fue Giroud el que destrozó el plan cholista con una chilena magnífica. El triple cambio final no mejoró el panorama. El Chelsea fue el último equipo capaz de ganar en Champions en el Metropolitano, en septiembre de 2017, y repitió en la capital rumana.

Giroud castiga a Simeone
Comentarios