jueves. 18.08.2022

Gus Presa, en el podio del Europeo de básket reservado a veteranos

El leonés afincado en Sevilla se cuelga la medalla de plata con su equipo, el CD Gines
                      El leonés Gus Presa. DL
El leonés Gus Presa. DL

El deportista leonés Gus Presa, un personaje polifacético que prepara su quinto Mundial de waveski, festejó con su equipo de baloncesto sevillano, el CD Gines, la plata continental en Málaga. En el mundo del deporte hay muchos tipos de personajes, pero pocos tan singulares como Gus Presa, un leonés que podría presumir de muchas cosas, pero sobre todo de ser un deportista diferente y polifacético porque a la vez que prepara su quinto Campeonato del Mundo de waveski —un deporte que une el piragüismo con el surf—, que disputará después del verano en California, acaba de subir al segundo escalón del podio del XI Campeonato de Europa FIMBA de Maxibásket (categoría para mayores de 50 años), una cita que se disputaba en Málaga y en la que sólo tomaban parte dos equipos españoles, el Unicaja de Málaga y el CD Gines, en el que juega el deportista leonés.

Afincado desde hace años en Sevilla, donde trabaja en la empresa Endesa, Gus Presa nunca apea a León de su cabeza y reivindica su carácter leonés siempre que puede. Y este campeonato de veteranos no ha sido una excepción, como reconoce Gus Presa. «Porque he vivido en Ceuta siendo un niño y ahora llevo ya muchos años en Sevilla, pero mi familia es leonesa. En la Universidad de León estudié y cada uno en su casa, lo que quiera, pero yo siempre llevo a León por delante y lo que me fastidia es tener que vivir fuera. Yo creo que el test de leonés lo paso de sobra. Sigo siendo socio del Recreo Industrial, de la cofradía de Santa Nonia y me casé con una ponferradina», explica Gus Presa con la medalla de plata en la mano, lograda después de caer tan solo en la final contra el combinado italiano en el que jugaban varios baloncestistas que llegaron a ser profesionales.

Gus Presa tiene un recorrido más modesto que el de los transalpinos, pero del que está orgulloso «porque jugué cuando era júnior en el Trepalio; en Astorga; con gente muy buena del Casa Galicia; en el Donantes de Sangre —un equipazo de Provincial con el que ganamos la liga y el torneo de las fiestas del año 91, con chavales del Leonés y Maristas y con un entrenador de lujo al que tengo mucho aprecio, Moirón, que fue uno de los fundadores del añorado Elosúa—; también entrenaba con el equipo de Liga EBA de Ponferrada, cuando lo dirigía Luis Alberto, que nos usaba de ‘sparring’; y, por supuesto, en la selección de La Venatoria, en un equipo en el que estaba el actual alcalde de León, José Antonio Diez, y sus hermanos».

Un pasado leonés en el que se forjó como jugador muchos años antes de lograr la medalla de plata en este Europeo de veteranos. Una alegría antes de volver a ponerse el traje de neopreno y coger su tabla de waveski para preparar el Mundial que disputará en noviembre en California. Está entre los mejores del mundo, además de ser su gran impulsor en España.

Gus Presa, en el podio del Europeo de básket reservado a veteranos
Comentarios