jueves. 07.07.2022
Fútbol | Segunda División B

El Izarra saca los colores a la Cultural

Cultural 1 CD Izarra 1. El equipo leonés no puede con un conjunto navarro que se dedicó a maniatar a su rival en la primera parte para mostrarse más ambicioso en la reanudación
El equipo culturalista apenas creó peligro ante la portería del conjunto navarro y cuando lo hizo fue de forma embarullada y sin claridad de ideas. FERNANDO OTERO

Hay que echarle mucha imaginación para tratar de contar lo que sucedió en la tarde de ayer en el Reino de León en el partido que enfrentó a la Cultural con el Izarra y que finalizó con tablas tras empatar (1-1) después de 97 minutos jugados (el árbitro añadió dos en el primer tiempo y cinco en el segundo) porque fue un cúmulo de despropósitos por parte de los locales ante un conjunto navarro que fue de menos a más y supo esperar su oportunidad para arañar un punto que incluso pudieron ser los tres porque en un encuentro sin ocasiones fue el equipo que dispuso de más, sobre todo en la segunda parte.

La Cultural estaba obligada a vencer y convencer ante un rival inferior sobre el papel, que se presentaba en el Reino como vicecolista del grupo siendo además el equipo más goleado, y no logró ninguno de sus objetivos, poniendo de manifiesto que está en encefalograma plano, que carece de ideas ofensivas, que su defensa deja mucho que desear, aunque Héctor Rodas fue el mejor de los leoneses, y que de mantener esta tónica no va a ninguna parte, ya no sólo porque el liderato lo tiene en chino sino porque podría repetirse la historia y volver a quedar fuera del play off de ascenso.

Pese a ello, el encuentro no pudo comenzar mejor para sus intereses porque inició el mismo mandando sobre el rectángulo de juego, aunque con escasa profundidad, y en el minuto 17 todo se le puso de cara porque Luiyi Ramón cometió un penalti tan claro como innecesario al derribar a Héctor Hernández cuando éste se encontraba de espaldas a la portería y en el vértice derecho superior del área de penalti, no dudando el colegiado en señalar el punto fatídico. Héctor Hernández fue el encargado de efectuar su lanzamiento batiendo a Markle para poner el 1-0 en el luminoso.

Para olvidar
El partido fue un cúmulo de despropósitos por parte de los locales ante el conjunto navarro

Con el marcador a favor y dada la diferencia existente sobre el papel entre ambos equipos todo parecía ponerse de color de rosa para los leoneses, pero nada más lejos de la realidad porque mientras su rival iniciaba una lenta pero clara mejoría, los jugadores culturalistas era todo lo contrario, atonía total, escasez de ideas ofensivas, lagunas defensivas y nada de nada. Por fortuna para sus intereses los navarros tampoco estuvieron para tirar cohetes porque sus incursiones en la parcela blanca morían en tres cuartos o con intentos de remate lejos de los tres palos.

Como no podía ser de otra forma al descanso se llegó con ese exiguo 1-0 que campeaba en el marcador desde el minuto 17.

Aunque parezca increíble tras el paso por vestuarios la decoración cambió por completo porque ahora era el Izarra el que mandaba sobre el rectángulo de juego, aunque sin crear apenas peligro.

Sin embargo, a medida que transcurrían los minutos los dirigidos por Pablo Álvarez comenzaron a creérselo ante la inoperancia de un equipo leonés que parecía asustado hasta que llegó el fatídico minuto 79 para los intereses blancos. Antonio García, el mejor de los navarros y del partido, controló un balón, se internó por su banda izquierda para centrar al interior del área local para que Mikel Yoldi, que apenas llevaba dos minutos sobre el terreno de juego, rematara y batiera la portería defendida por Leandro para poner el 1-1 en el luminoso.

Y lo que son las cosas, el Izarra, lejos de encerrarse en su medio campo buscando defender el punto que estaba consiguiendo, se mostró ambicioso y estiró líneas buscando el gol que le diera la victoria, aunque finalmente no logró su objetivo.

Mientras, José Manuel Aira movió el banquillo y tras el cambio obligado de Aitor Fernández por Samu Araújo por lesión, dio entrada a Kawaya por Dani Pichín, siendo el belga el único jugador que llegaba con relativo peligro al portal defendido por Markel, partiendo de sus botas los mejores centros sobre la portería navarra, pero todos morían en manos de su cancerbero o eran despejados con contundencia por su retaguardia, saliendo a la contra y con ambición, aunque todo intento por superar al portero culturalista quedaba en eso, intento ante la falta de contundencia y acierto en los metros finales, circunstancia que favoreció a la Cultural para evitar un mal todavía mayor que el empate frente a un equipo muy justito y llamado a luchar por evitar una de las cuatro plazas de descenso, y mientras tanto y ante la necesidad de un gol que en ese momento cerrara el partido y, posteriormente desnivelase la contienda a su favor tras el empate de los navarros, circunstancia que se podía prever, el técnico del equipo leonés decide dar entrada a Antonio Martínez en sus titución de Menudo y dejar en el banquillo ya sin posibilidad de intervenir ante la coyuntura que dos minutos más tarde se produjo con el gol del Izarra, a Dioni y Gudiño, dos hombres más ofensivos, pero doctores tiene la Iglesia para deshacer los entuertos, pero desgraciadamente eso no se produjo y la Cultural acabó mordiendo el polvo, porque aunque no perdió, ceder un empate en su feudo ante el Izarra y la necesidad de victoria, es poco menos que una sonrojante derrota.

En resumen, un empate que agudiza la crisis culturalista, que deja a su técnico y a sus futbolistas a los pies de los caballos, aunque afortunadamente para sus intereses la derrota del Athletic B y el empate del Osasuna B frente al Burgos aminoran su duro traspié, aunque la victoria del Real Valladolid B le relega a la cuarta posición, aunque puede acabar la jornada fuera de puestos de play off si la Real Sociedad B vence por dos goles o más de diferencia esta mañana (12.00 horas) al Alavés B a domicilio.

El Izarra saca los colores a la Cultural
Comentarios