viernes. 27.01.2023

«Llevo diez años en la selección y hacía tiempo que no veía un grupo así. He tenido muy buenos vestuarios, pero este es el mejor. Es algo que no se ve desde fuera, pero lo que se respira aquí es diferente. Pasan los años y esto se acaba. Estaré a disposición del entrenador. Quiero ir al Mundial».

Esta declaración de amor a la selección española corresponde a Jordi Alba. Son palabras que seguramente gustan mucho al seleccionador Luis Enrique, con el que el lateral izquierdo del Barcelona tuvo serias diferencias cuando el técnico asturiano dirigía al equipo azulgrana. No fueron discrepancias banales porque Luis Enrique decidió no contar con Alba durante muchos partidos, y ya seleccionador tardó en incluirle en sus convocatorias. Volvió para las eliminatorias de Catar.

Alba está en su tercer Mundial en una temporada en la que ha sido cuestionado en su club y en el que la directiva del Barça intentó traspasarlo al Inter en unas negociaciones a su espalda. Pero todo esto no ha influido en Luis Enrique para llevar a otro veterano a Catar. Ganador nato, como lo demuestra su historial en el Barça, evolucionó desde la defensa para convertirse en uno de los laterales izquierdos más ofensivos del mundo. Con 33 años, Alba piensa que todavía puede seguir siendo ese lateral izquierdo que se convierte en el cuarto delantero de su equipo. Ahora está en otro Mundial y Luis Enrique le ha dado un puesto de titular.

Jordi Alba, un lateral izquierdo que ejerce como cuarto delantero para Luis Enrique
Comentarios