miércoles. 30.11.2022

A pesar del empate, el entrenador de la Deportiva (y cualquiera que vio el partido) observó un cambio en el equipo con respecto a los pasados encuentros. Y eso lo manifestó al acabar el choque: «Acabé satisfecho con el juego y el control del partido. Contra el Real Zaragoza cada balón perdido era un contraataque. Esta vez no ha pasado eso. Hemos circulado el balón con velocidad y personalidad y eso me ha gustado. Contento no estoy porque me gustaría tener los tres puntos, pero estos datos positivos me hacen ser optimista respecto al crecimiento del equipo».

El técnico portugués habló del papel de Espiau, Naranjo y Lukaku: «No sé si es casualidad que jugaran de inicio ocho jugadores del año pasado; creo que sí. Me gusta respetar el fútbol y creo que aparte de ese rol que ha tenido Espiau estos años, en Albacete entró, luchó y marcó. Se merecía estar en el once; lo ha conquistado. Y Naranjo igual. Lukaku tiene capacidad de darnos profundidad. Tenemos dos buenas opciones en el lateral izquierdo y poco a poco va a estar en su ritmo y enseñará más minutos lo que puede hacer como futbolista».

Por otro lado, Lacerda, autor del 2-1, se refirió a la manera de jugar del equipo: «El entrenador siempre pide lo mismo, pero a veces el rival también juega e intenta imponer su ritmo. Sin embargo, ante el Tenerife sí logramos mostrar el nuestro».

José Gomes, optimista sobre la mejoría y el crecimiento del juego de la Ponferradina
Comentarios