sábado. 04.02.2023

Tres jugadores vivirán un partido más especial que sus compañeros

El partido del domingo entre la Cultural y la Ponferradina es un partido especial para todos aquellos jugadores que tengan la suerte de participar del mismo. También lo es para los aficionados de ambos equipos, para los técnicos, para todos aquellos que tienen algo que ver con el derbi. Pero si hay algunos futbolistas para los que este choque significa algo más que un partido normal de competición, esos deben de ser, sin duda, los tres jugadores que tiempo atrás vistieron la camiseta blanca de la Cultural y que ahora, por esas ironías del destino, militan en las filas de su eterno rival. Son los casos del meta madrileño Manolo Rubio, quien ya conoce la experiencia de haber vuelto al Amiliva la pasada temporada defendiendo, con éxito por cierto, el portal enemigo, del centrocampista zamorano Fran, cuya salida de León resultó traumática, como él mismo ha reconocido siempre y del maragato Rubén Vega, a quien le sucede algo parecido porque en la Cultural perdieron la confianza que tenían depositada en él. Por la cabeza de los tres pueden pasar muchas cosas durante estos días en víspera de la gran cita, pero todos coinciden en que ganar en León este domingo supondría una gran alegría a título personal, al margen del interés colectivo. Se da por hecho que tendrán puestas sobre ellos muchas de las miradas del público del Amilivia, tanto del local como de aquellos seguidores bercianos que confían en una gran tarde de cualquiera de ellos para mayor escarnio del rival. Los tres son conscientes de que juegan un partido especial dentro de un choque ya especial de por sí. Y no se esconden a la hora de analizar lo que se les viene encima. Rubén Vega, por ejemplo, reconocía que se llevará «una gran alegría si hago un buen partido o soy capaz de meter un gol porque en mi fuero interno también quiero demostrar que se equivocaron conmigo no dejando que siguiera en el equipo». A su compañero Fran también se le ha pasado por la cabeza lo hermoso que sería hacer un buen partido en León «siempre sueñas con eso porque estuve allí dos años y me llevaría una gran alegría haciendo algo importante allí, pero yo no tengo que demostrar nada a esa gente, a los únicos que quiero demostrarle lo que llevo dentro es a la gente de Ponferrada y por supuesto, si marco un gol, se celebrará por todo lo alto por respeto a los ponferradinos que se desplacen, no por despecho hacia la Cultural». Seguro que la afición sabrá entenderles.

Tres jugadores vivirán un partido más especial que sus compañeros
Comentarios