domingo 22/5/22
                      El jugador del filial culturalista Abel, de blanco, controla un balón a pesar de la oposición del jugador maragato Jaime. CYDL
El jugador del filial culturalista Abel, de blanco, controla un balón a pesar de la oposición del jugador maragato Jaime. CYDL

El Júpiter Leonés, en plena Semana Santa, resucitó a tiempo para mantener sus opciones de clasificación para disputar el play off de ascenso a Segunda Federación dependiendo de sí mismo tras imponerse (0-3) al Atlético Astorga en un derbi marcado por la necesidad de victoria de ambos equipos para seguir manteniendo su sueño, aunque en el caso de los maragatos era posible matemáticamente pero no así prácticamente al tener que fallar sus antecesores y ellos ganarlo todo.

A pesar del claro triunfo visitante en el marcador no fue así sobre el rectángulo de juego, porque el Atlético Astorga nunca se rindió y planteó muchas dificultades a un Júpiter Leonés que tuvo en las intervenciones de Diego Rodríguez su particular ángel de la guarda, aunque en el cómputo de los noventa minutos nadie puede dudar de la justicia del triunfo capitalino.

El derbi comenzó marcado por la igualdad, entre dos equipos que no querían dar ninguna facilidad a su rival, lo que se tradujo en una primera mitad en la que ambos estaban más pendientes de no perder que de ganar, siendo los dirigidos por Chucho Jorqués los primeros en dar un paso al frente rompiendo las hostilidades, llegando la primera ocasión en un remate de Jaime en una jugada a balón parado que neutralizó en una gran intervención el cancerbero culturalista.

Tras este susto llegó el primer contratiempo para Israel Martínez que se vio obligado a dar entrada a Miguel Manso en sustitución del lesionado Carlos cuando se llegaba al ecuador de esta primera mitad.

Superado ese momento crítico los jugadores del Júpiter comenzaron a utilizar un fútbol directo y entradas por banda para llevar peligro a la portería local y neutralizar el dominio que estaba comenzando a ejercer el Atlético Astorga. Cuando todo parecía indicar que al descanso se iba a llegar con el empate sin goles inicial llegó la jugada del penalti que se encargó de transformar David Sanz para colocar el 0-1 en el luminoso cuando se cumplía el minuto 43, resultado con el que finalizaron los primeros cuarenta y cinco minutos.

Tras el paso por vestuarios el técnico local se vio obligado a mover ficha ante la derrota parcial, adelantando líneas para tratar de neutralizar su desventaja, lo que aprovechó el Júpiter Leonés para volver a golpear, logrando su objetivo en el minuto 57 cuando de nuevo David Sanz superaba a David tras el lanzamiento de un saque de banda llegando en segunda línea para colocar el 0-2 en el luminoso que ya empezaba a decantar el derbi del lado visitante.

La última media hora fue un intento local por acortar distancias, pero lo espacios dejados por su táctica más ofensiva permitieron a Tito golpear de nuevo para establecer el 0-3 definitivo a falta de seis minutos para la conclusión.

El Júpiter Leonés resucita a tiempo
Comentarios