sábado 21/5/22
                      Leclerc celebra el triunfo en Australia que le coloca aún más líder del Mundial de Fórmula 1. JAMES ROSS
Leclerc celebra el triunfo en Australia que le coloca aún más líder del Mundial de Fórmula 1. JAMES ROSS

Aunque quedan aún 20 carreras para que acabe la temporada, mucho tendrían que cambiar las cosas para que Charles Leclerc no sea la gran referencia y, posiblemente, el gran candidato al título. Lo ocurrido en el GP de Australia confirma que, además, tiene la suerte del campeón. Una fortuna que le fue esquiva a los españoles.

Mientras que el monegasco sumaba su segunda victoria del año sin apenas oposición, Carlos Sainz padecía lo que tarde o temprano iba a llegar: su primer abandono en Ferrari. 25 grandes premios después, el madrileño no acabó una carrera con la Scuderia por culpa en buena medida de su ansia. Minutos antes de la salida le cambiaron el volante porque detectaron un fallo en un sensor, lo que a la vez propició que ya comenzaba con más nervios de lo previsto. En la primera curva ya había perdido cinco posiciones, y en su afán por remontar le pudieron las ganas: se equivocó en una curva, pisó la hierba y perdió el control de su coche sin remedio. Acabó empanzado en la grava e, impotente, abandonó.

No fue el único golpe de guion de la carrera que benefició a un Charles Leclerc imperial. El monegasco resistió sin problemas los envites de Max Verstappen, que trató de amenazar su primer puesto en la resalida después del accidente de Sebastian Vettel. Ya se vio que el de Red Bull iba a tener que pelear hasta el límite para evitar la victoria de su viejo rival -llevan peleando juntos desde tiempos del karting-, pero de nuevo la fiabilidad le jugó una mala pasada.

Lo que podía haber sido un fin de semana histórico para los intereses de los pilotos españoles acabó en pesadilla. Al abandono de Sainz hay que unir el resultado de Fernando Alonso, que llegó a boxes mordiéndose la lengua después de acabar el GP de Australia en última posición.

Leclerc sigue de dulce, Alonso acaba último y Sainz abandona
Comentarios