miércoles 19/1/22

El expresidente del Deportivo Augusto César Lendoiro consideró «un golpe bajo» para la Primera RFEF la huelga del Extremadura, que concluyó este pasado fin de semana al medirse y perder en casa frente al Calahorra (0-2), después de no haberse presentado ante el conjunto gallego en el estadio Abanca-Riazor.

El exdirigente califica como un «sinsentido» el hecho de que la plantilla y cuerpo técnico del equipo extremeño levantaran la huelga pese a no haber cobrado.

«Quizás un día nos aclararán el sinsentido de no presentarse en Riazor y, sin cobrar, abandonar la huelga», señala Lendoiro.

También criticó el reglamento de la Federación porque, en caso de que el Extremadura repitiera incomparecencia no se anularían todos los marcadores del equipo, sino que a los equipos a los que les restara enfrentarse a ellos en la primera vuelta se les daría el partido por ganado, mientras que otros que jugaron con anterioridad se dejaron puntos.

«Son equipos a los que puede perjudicar de forma notable la actuación del Extremadura, si no se presenta a un próximo encuentro de liga, porque esa incomparecencia traería consigo la expulsión y la aplicación de una injusta norma reglamentaria. Esperemos que eso no suceda», analiza el exmandatario deportivista.

«Eso provocaría que unas entidades fuesen muy beneficiadas o muy perjudicadas por la actuación indebida de un tercero, y esa injusticia habría que imputársela a la RFEF, por no modificar antes ese lamentable artículo, de cuya penosa aplicación ya existen los antecedentes recientes del Cerro de Reyes en Segunda B y del Reus en Segunda», advierte.

Por todo ello, Lendoiro consideró que el «’caso Extremadura’ supone un golpe bajo para esta incipiente Primera RFEF que nació con la pretensión de ser la antesala seria del fútbol profesional y que, tras la locura del sistema competitivo diseñado el pasada año por ‘enemigos’ de Luis Rubiales (presidente de la Federación), ayudó a que no accediesen a ellas clubes históricos y propició la llegada de otros con dificultades». Así se expresa el expresidente del Deportivo de La Coruña.

Lendoiro considera el ‘caso Extremadura’ un «golpe bajo para Primera RFEF»
Comentarios