miércoles. 17.08.2022
Barcelona 92

León rugió hace 30 años

Cita olímpica con récord de metales. Margarita Ramos, Nieves Fernández, Cristina Fernández, Piluca Alonso, Mónica Pulgar y Rodrigo Gavela, leoneses en el Olimpo catalán

Los únicos Juegos Olímpicos celebrados en España se disputaron en Barcelona, del 25 de julio al 9 de agosto de 1992, hace justo 30 años, con seis deportistas leoneses (Margarita Ramos, Nieves Fernández, Cristina Fernández, Piluca Alonso, Mónica Pulgar y Rodrigo Gavela) y unas Olimpiadas que se caracterizaron por ser las de mayor recolección de medallas de la expedición española, 22, de las que 13 fueron de oro, siete de plata y otras dos más de bronce.

El oro olímpico lo consiguieron Fermín Cacho (at1etismo), Daniel Plaza (atletismo), José Manuel Moreno (ciclismo pista), selección masculina de fútbol, equipo femenino hockey hierba, Almudena Muñoz (judo), Miriam Blasco (judo), Martín López-Zubero (natación), equipo masculino de tiro con arco, José María van der Ploeg (vela), Kiko Sánchez Luna y Jordi Calafat (vela), Theresa Zabell y Patricia Guerra (vela), Luis Doreste y Domingo José Manrique (vela).

La plata se la colgaron Antonio Peñalver (atletismo), Faustino Reyes (boxeo), Carolina Pascual (gimnasia rítmica), equipo masculino de waterpolo, Jordi Arrese (tenis), Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez (pareja del equipo español de doble de tenis) y Natalia Vía-Dufresne (vela).

La presea de bronce la lograron, Javier García Chico (atletismo) y Arantxa Sánchez Vicario (individual tenis).

En cuanto a las/los deportistas leoneses, cinco mujeres y un hombre, su actuación cabe calificarla de ilusionante y plena de entusiasmo. La lanzadora de peso Margarita Ramos se quedaba fuera de la final olímpica. Su rostro con la habitual sonrisa se veía transformado. «Creía que iba a pasar a la final», dijo al término de la prueba. No se lo podía creer, pero era así, tras cuatro años de trabajo el objetivo de estar en la final no se veía cumplido.

La selección española de baloncesto femenino, con las leonesas Mónica Pulgar y Piluca Alonso en sus filas, conquistaron la quinta plaza olímpica, tras derrotar a la selección checoslovaca (59-58), en un encuentro que se decidió a favor de las hispanas en los últimos minutos del choque tras remontar una desventaja de 13 puntos. Mónica Pulgar y Piluca Alonso gozaron de una experiencia única en los Juegos Olímpicos de Barcelona’92.

España aprovechó la facilidad de la defensa de las centroeuropeas para conseguir nuevamente cuatro puntos de diferencia (59-55), aunque un triple final de Chupikovac a cuatro segundos de la conclusión puso en peligro la victoria de las españolas, pero a la postre con triunfo de las hispanas (59-58).

Tanto, Nieves como Cristina Fernández las dos tiradoras leonesas que abrieron la participación hispana en la modalidad de tiro de carabina fueron víctimas de sus propios errores, no siendo capaces de soportar la tensión que generan los Juegos Olímpicos y acabaron en los puestos vigesimoctavo (28) y trigesimoquinto (35), respectivamente.

Nieves Fernández Mata, que vio como después de tres años de duro trabajo, un mal día y, sobre todo, no haber sido capaz de mantener el equilibrio psicológico le relegó a un decepcionante puesto vigesimoctavo en las series de clasificación merced a una irregular puntuación (97, 98, 96 y 96), al igual que le sucedió a su compañera de tiro de carabina Cristina Fernández a lo largo de su competición olímpica.

El atleta leonés Rodrigo Gavela representó a España en la maratón, una de las pruebas más carismáticas del calendario olímpico. Los algo más de 42 kilómetros míticos resultaron muy selectivos para decidir quiénes serían los reyes olímpicos. Rodrigo Gavela lo dejó todo en la carrera y a punto estuvo de colgarse metal al ir octavo cuando rebasaba el kilómetro 40, aunque a causa del cambio de ritmo que dio para aspirar a las medallas sufrió un calambre y un tirón en el bíceps femoral que le hizo acabar la carrera caminando hasta llegar al estadio de Montjuic, en el que una afición enfervorizada le tributó una gran ovación al emprender de nuevo la carrera hasta cruzar la meta en decimoctava posición con la emoción de haber representado a España en unos Juegos Olímpicos, los de Barcelona’92, con un récord de metales que nunca ha sido igualado ni superado por ninguna otra expedición hispana.

León rugió hace 30 años
Comentarios