martes. 06.12.2022

El presidente del Extremadura UD, Manuel Franganillo, explica algunas de las razones que, en su opinión, han llevado al club hasta su liquidación y que basa en la falta de una inversión foránea. Reconoce que uno de los consejos que daría a los que proyectaran la creación de un nuevo club de fútbol en Almendralejo es no acometer la ampliación de capital exigida por la Liga Profesional de Fútbol para ascender de categoría, puesto que exige un gran esfuerzo económico. «Les diría que el éxito, en una ciudad como esta, puede llevar al fracaso», indica.

Tras el descenso de categoría que se va a materializar en las próximas horas, tras la incomparecencia del equipo en dos partidos oficiales, «el proceso de liquidación es imparable», explica Franganillo. Y es que tras ese descenso administrativo sigue su curso el auto de liquidación dictado por el juzgado de lo Mercantil de Badajoz el pasado mes de enero ante las deudas que tiene el club, cifradas en 3,5 millones de euros para mantenerse con actividad, a lo que hay que sumar varios millones más que adeuda a plantilla, proveedores y personal del club. Justificado este final del club por el proceso iniciado en agosto de 2020 de entrar en concurso voluntario de acreedores, algo motivado por el descenso de categoría y la pandemia. «Ahí empieza un deterioro del club y el de todas las estructuras y acaba solo y hundido», manifiesta Franganillo.

Manuel Franganillo: «El proceso de liquidación del Extremadura es imparable»
Comentarios