miércoles 25/11/20

Media veda, un mes por delante

Codorniz y conejo son las piezas estrella de una campaña que arrancó en clave desigual y con la esperanza de que mejore con el paso de las semanas
Borja Llamazares con su perro fue uno de los más madrugadores en el primer día. FERNANDO OTERO
Borja Llamazares con su perro fue uno de los más madrugadores en el primer día. FERNANDO OTERO

La media veda levantó el telón el pasado 15 de agosto. Lo hizo con ilusión por parte de los cazadores aunque sobre el terreno las primeras jornadas no han ido todo lo bien que se esperaba. Bien es cierto que se espera que sea una campaña en clave favorable para las dos piezas estrella,. la codorniz y el conejo. Pero la poca presencia de la primera cuando en los meses y semanas precedentes se habían atisbado un buen número de bandos, y la correlación irregular del segundo la provincia con otras con números insuficientes está suponiendo que aunque sea sólo en este primer tramo la media veda las jornadas de caza no sean para todos completas y satisfactorias.

No obstante queda casi un mes por delante hasta el 20 de septiembre para reconducir la situación. Y se espera que la climatología ayude. En el caso de la codorniz en el estreno de la media veda se pudo constatar que salvo excepciones en las que se lograba un buen número o en su caso aceptable de piezas superando la decena, en otros apenas dos, tres o cuatro jalonaban el botín para los más madrugadores en la provincia.

Precisamente respecto a las codornices se cree que estas primeras jornadas en clave irregular y en algunos casos con pocas aves que avistar pueda convertir la situación, más bien dicho revertirse, para que en los que queda de agosto y las tres primeras semanas de septiembre las previsiones favorables y optimistas puedan cumplirse.

Por lo que respecta al conejo, se da la paradoja que en algunos escenarios la superpoblación es un hecho constatable e incluso también un riesgo para los agricultores ya que puede perjudicar sus cosechas. En otros la ausencia y presencia de este animal es constatable. Esa circunstancia hace que los cazadores deban acertar en su jornada para cobrarse el botín. Eso sí, en línea generales la población del conejo es bastante amplia lo que sin duda tampoco repercutirá en el balance final de una media veda que se iniciaba con temperaturas más frescas y con lluvia en estos días y que se prolongará hasta el 20 de septiembre a lo largo y ancho de la comunidad de Castilla y León.

Media veda, un mes por delante
Comentarios