jueves. 07.07.2022

1EL COI NO DUDA

«Categóricamente falso»: así definió el organismo propietario de los Juegos una información de The Times que aseguraba que nunca habría un Tokio 2021. El COI movilizó su maquinaria de comunicación para reunirse con los comités olímpicos de todo el mundo y pedirles que trasladasen ese mensaje de absoluta seguridad en la capacidad de sacar los Juegos adelante. Pero su mensaje, en el fondo, no garantiza nada: «Todas las partes involucradas están trabajando conjuntamente para preparar unos Juegos de éxito este verano. Estamos implantando todas las medidas posibles contra la covid y continuaremos trabajando con el Comité Organizador y el Gobierno Metropolitano de Tokio en los preparativos para celebrar unos Juegos sanos y seguros». El mismo cierre de filas se espera que salga de la reunión que la Comisión Ejecutiva del COI mantendrá mañana.

2EL GOBIERNO JAPONÉS NO DA UN PASO ATRÁS

En sede parlamentaria, el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, se mostró «decidido a organizar unos Juegos seguros», ajeno a los rumores sobre su cancelación. El Gobierno metropolitano también prometió hacer «todo lo posible». Los comunicados oficiales no se mueven de ahí. Los jefes de misión de los equipos participantes, que se reúnen a menudo con distintos departamentos del comité organizador, siempre subrayan que el empeño de los responsables japoneses es inquebrantable.

3LAS VACUNAS

La cifra de personas que han recibido al menos una dosis de la vacuna contra la covid ronda ya los 60 millones. La OMS calcula que se habrán distribuido 2.000 millones de dosis a la quinta parte de la población mundial antes de final de año. No parece que haberse vacunado sea condición indispensable para competir o acudir a los Juegos. La obligación de vacunar no está contemplada en casi ningún ordenamiento jurídico. Pero muchos deportistas, si en sus países son considerados grupo preferente por su profesión o por la necesidad de viajar al extranjero, acudirán de hecho inmunizados.

4 LA INVERSIÓN

Debido al aplazamiento y a las medidas anti-covid, la cuenta de la organización de los Juegos de Tokio ascenderá a 15.400 millones de dólares, un 20% más de lo previsto. Los 2.800 millones adicionales se los llevarán la renegociación de contratos para el uso de sedes deportivas en las nuevas fechas y los costes laborales, además de las medidas contra la pandemia.

5LA FLEXIBILIDAD DE FEDERACIONES Y COMITÉS

Si la posibilidad de que los Juegos se cancelen es remota, no lo es que su manera de celebrarse sea completamente distinta a la de ediciones anteriores. Las federaciones internacionales y los comités nacionales están ya preparados para aceptar unas condiciones muy distintas a las ideales. Para empezar, los deportistas mantendrán estancias breves en Tokio: llegar con el tiempo justo de aclimatarse, competir y volverse a casa.

MOTIVOS PARA CREER
Comentarios