viernes 14/8/20
Jon Andoni Pérez Alonso 'Bolo'

«Nos hemos pegado un tiro en el pie, es que ni hemos intentado empatar»

DL6P28F3-22-33-19-1.jpg
DL6P28F3-22-33-19-1.jpg

El entrenador de la Sociedad Deportiva Ponferradina, Jon Pérez Bolo, se mostró muy crítico con sus jugadores tras perder por 3-0 ante la UD Las Palmas, al manifestar que volvieron a pegarse «un tiro en el pie» con un penalti que abrió el triunfo local y que, después, ni siquiera intentaron el empate, en un encuentro en el que la Unión Deportiva Las Palmas se llevó los tres punto en juego y consigue llegar a la cifra de los 50 puntos en su casillero particular en la clasificación. «Es un error nuestro que nos ha penalizado mucho y el equipo se ha derrumbado... Es que ni hemos intentado darle la vuelta, parecía que el partido había terminado», lamentó al explicar la jugada en la que Pablo Trigueros derribó a Rubén Castro, pena máxima que convirtió el propio delantero grancanario en el minuto 70.

El técnico bilbaìno cree que hasta entonces el partido lo tenían «totalmente controlado» porque no había ocasiones «para ninguno de los dos equipos» y que el 3-0 final es «abultado» porque en los minutos finales «nos suicidamos nosotros mismos, algo difícil de explicar», con dos goles anotados por el colombiano Juanjo Narváez.

«El partido estaba muerto y le hemos dado vida a Las Palmas. Una vez más nos volvemos a equivocar, no reaccionamos y no nos hemos parecido a la Ponferradina de otras veces. Me voy triste porque ni lo hemos intentado», añadió con una evidente decepción. Bolo aseguró que no pueden «seguir así» porque, después de encajar la tercera derrota consecutiva, aún no tienen asegurada la permanencia. «Y va a llegar un día en el que tendremos que jugar una final y no es lo que queremos. Parece que la gente se pensaba que estaba todo hecho, y no es así», subrayó.

La Ponferradina recibirá el próximo miércoles al Lugo. «Hay que ganar pase lo que pase porque con una victoria el objetivo puede estar cumplido, pero hay que tener la cabeza donde la debemos tener y ser un equipo reconocible, y no lo que ha ocurrido después del penalti», sentenció el preparador vasco.

«Nos hemos pegado un tiro en el pie, es que ni hemos intentado empatar»