jueves. 30.06.2022

El preparador local celebró el triunfo, aunque no quiso referirse al hecho de verse empatado al acabar el duelo con la sexta posición. Bolo subrayó que la Deportiva que se pudo ver ayer sobre el terreno de juego del municipal ponferradino es la que quiere ver la gente, no la de la semana pasada en Montilivi: «Teníamos que volver a ser ese equipo intenso, fuerte que no deja de correr y va a buscar portería. Entre eso y que hemos hecho las cosas bien, nos hemos llevado el partido. Y la gente nos alentó cuando más candados estábamos. Todos nos vamos muy contentos con los tres puntos y yo también me voy contento por la comunión entre todos. Los puntos son muy importantes ante un gran rival que lo estaba haciendo muy bien. La rabia que se vio al pitar el árbitro al final ha sido la de sobreponerse a lo que nos ha pasado en los últimos partidos. Nos hemos quitado un peso de encima, porque la semana pasada defraudamos a mucha gente. Pero aún no hemos hecho nada. Todavía queda mucho por hacer».

El técnico aludió al hecho de no haber machacado el partido, aunque afirmó que durante el duelo no se le pasó por la cabeza lo sucedido en Albacete o Santander: «Me queda clavada la espinita de no haber matado el partido. Defendimos bien y en la segunda parte dejamos pocas opciones al rival de hacernos daño. Tuvimos que sufrir hasta el final porque no pudimos solucionar en una salida rápida, pero al final vencimos».

«Nos hemos quitado un peso de encima»
Comentarios