lunes 25/10/21
PESCA. LOS PRECIOS EN LOS RÍOS LEONESES

Nuevas tasas y más elevadas

La licencia de pesca para el 2013 pasa a costar 15 euros mientras que los permisos para cotos se fijan en 20, más del doble que el año pasado.
Diversos momentos de la competición celebrada en el Lago Monte de Jabares que cerraba la temporada de pesca en la provincia de León.

Año nuevo tasas nuevas. El BOCyL publicaba el día de los inocentes la escandalosa subida de las tasas en materia de pesca, con un incremento que en muchos casos duplica el precio del pasado año por estas mismas fechas. Se reducen los sueldos, pero los sufridos pescadores van a tener que rascarse el bolsillo para seguir practicando su afición. La licencia de pesca, que el pasado año costaba 8,85 euros pasa a costar 15 para los españoles, ciudadanos de la UE y extranjeros residentes. Para el resto de extranjeros 50 euros. Los permisos para cotos costarán 20 euros, hace un año costaban 9,40. Los permisos sin muerte costarán 14 euros, anteriormente se pagaban 7,20.

Los permisos en cotos de ciprínidos (en León no hay) pasarán de 3,80 a 8 euros y los de cangrejo de 9,40 a 15 euros. Teniendo en cuenta que hay numerosos tramos donde se puede pescar el cangrejo señal gratis, sin cupo ni medida, a ver quién va a sacar y pagar cotos para pescar cangrejos. Suben también en porcentajes parecidos otras tasas como el permiso de pesca desde embarcación que pasa a valer 40 euros o las tramitaciones de expedientes para aguas privadas o de uso privativo que costarán 275 euros.

Hasta la fecha los mayores de 65 años residentes en Castilla y León estaban exentos de pagar las tasas para obtener la licencia de pesca y tenían una bonificación del 50 % en los permisos de cotos.

Esta bonificación se mantiene, pero solamente para los jubilados cuya base imponible total menos el mínimo personal y familiar no supere los 18.900 euros anuales. Es decir, quienes pretendan beneficiarse de esta reducción ya pueden pensar en acreditar sus ingresos y que éstos no superen la cifra mencionada. Un trámite que, sin duda, hará desistir a muchas personas mayores.

A partir de la próxima semana se inicia el proceso de adjudicación de cotos de pesca para los aficionados que los solicitaron en su día y han participado en el sorteo. A tenor de las impresiones recibidas parece que este año van a sobrar permisos pues son muchos los pescadores que ya han declinado solicitar cotos. La noticia, positiva para quienes tienen un alto poder adquisitivo y dispondrán de permisos cuando y donde quieran, es muy negativa para el resto, la gran mayoría, que verán cómo se incrementa la presión en los tramos libres.

A este paso no cabe la menor duda que la pesca dejará en pocos años de ser un deporte social y popular para convertirse en una práctica de élite.

Nuevas tasas y más elevadas