lunes 23/5/22

Después de cortar esa racha de no ganar y lograr la primera victoria fuera de casa, la Cultural tiene una nueva prueba, esta vez en el Reino, ante el Badajoz, para ver si lo sucedido en Bilbao tiene continuidad, o ha sido una simple casualidad, que también se dan de vez en cuando en este deporte, y se vuelve a la rutina anterior.

Una buena dinámica competitiva, el control del juego, buscar oportunidades con facilidad y que éstas lleguen a buen puerto, con una solidez defensiva, son factores muy importantes para llevarse un partido, pero siempre que vaya acompañado de ese resultado final favorable, sumando los tres puntos, que es lo que realmente cuenta. La teoría siempre es entendible, lo difícil está en aplicarlo en la práctica, y buscar soluciones cuando en el devenir del encuentro se producen cambios, en los cuales hay que poner remedio. Ahí es, donde el entrenador debe buscar el complemento correcto para resolver el problema.

Hoy ante el Badajoz, con un antiguo conocido de la Cultural en el banquillo, Óscar Cano, el conjunto de Curro Torres necesita reivindicarse como equipo solvente, que busca ser regular y que han corregido esos fallos en el aspecto defensivo que tan caros han salido. Las cuatro nuevas incorporaciones deben ser refuerzos para posiciones, donde el equipo tenía más desequilibrios y formar una plantilla lo más compacta posible.

Una nueva victoria puede dar esa confianza y tranquilidad a un equipo, que los partidos desde los inicios se le ponen cuesta arriba, al encajar demasiado pronto. Sin mirar hacia arriba, hay que aceptar la realidad, y ponerse el mono de faena desde el primer minuto para cambiar esa tendencia. Entramos en una época de competición, donde los equipos se juegan el todo por el todo, y aquí saber como solventarlo para salir victorioso es la clave. Veremos si hoy hay esa continuidad.

La oportunidad de confirmarse
Comentarios