domingo. 05.02.2023
El Athletic desaprovechó ayer la oportunidad de retornar a las posiciones europeas de la tabla clasificatoria en un partido espeso y trabado ante un Osasuna al que no pudo superar nunca y que volvió a salir con éxito de San Mamés. Son ya cuatro las temporadas consecutivas -desde su último regreso a Primera División- en las que el equipo navarro saca algo de San Mamés, en esta ocasión un punto que le consolida en los puestos europeos. El partido estuvo matizado desde el principio por el mal estado del terreno de juego, especialmente impracticable en las áreas y muy irregular en todo el rectángulo de juego. Ello hizo muy difícil el movimiento de balón a ras de césped que era lo que buscaban fundamentalmente ambos conjuntos, a pesar de que uno contaba con Urzaiz y otro con Aloisi, ninguno de los dos muy afortunados, para optar por el juego directo. El encuentro se fue espesando más y más hasta ofrecer un par de jugadas más dignas de partidos infantiles que de profesionales. En medio, mucho desacierto, barullos varios, dos goles y pocas oportunidades más. Abrió el marcador Osasuna en una acción que protagonizó Puñal y finalizó Izquierdo. Respondió el Athletic al filo del descanso, justo en su mejor momento de todo el partido. Unos minutos finales del primer tiempo en los que a punto estuvo de marcar unos segundos antes de empatar con un tiro de Ezquerro que Sanzol mandó a córner de manera espectacular y en los que igualó el choque al remachar Del Horno casi sobre la línea de portería un disparo de Prieto después de un saque de esquina. El segundo tiempo fue muy flojo.

Osasuna y Valdo siguen decididos a dar guerra en la zona más noble de la competición (1-1)
Comentarios