viernes. 27.01.2023

El exciclista Grischa Niermann ha confesado haber utilizado EPO entre los años 2000 y 2003, cuando competía con el Rabobank, y ha prometido plena cooperación con las autoridades, según anunció ayer en un comunicado la Federación Holandesa. Niermann se une así a Thomas Dekker, otro ex corredor de la desaparecida escuadra holandesa sancionado por dopaje que ha anunciado en los últimos días su intención de facilitar toda la información de la que dispone a los investigadores.

Otro ‘arrepentido’
Comentarios