lunes 28/9/20
Fútbol | Segunda División

La plantilla se centra en el partido ante el Dépor

La Ponferradina volvió ayer al trabajo pasando página de la derrota en Gijón. Los bercianos quieren volver a ganar
José Antonio Caro en un lance del partido frente al Girona en el estadio El Toralín. L DE LA MATA
José Antonio Caro en un lance del partido frente al Girona en el estadio El Toralín. L DE LA MATA

Después de la jornada de descanso del lunes, la plantilla de la Deportiva volvió ayer al trabajo con la mente puesta exclusivamente en el partido de este sábado ante el Deportivo de La Coruña en El Toralín, en el que los blanquiazules quieren poner fin a la racha de cinco partidos sin ganar y sumar los tres puntos en juego ante el farolillo rojo de Segunda División.

 

Tras el encuentro en Gijón del pasado sábado, los jugadores de la Ponferradina abandonaron El Molinón con una mezcla de tristeza y rabia por el resultado obtenido, que no reflejó el trabajo realizado sobre el césped asturiano durante el partido. No es la primera vez que los blanquiazules terminan con esa sensación, y tanto Bolo como Larrea venían a asegurar tras el partido que el fútbol empieza a deberle puntos a la Deportiva en la competición liguera.

 

En cualquier caso, lo sucedido a orillas del Piles ya es historia y no queda otra que centrarse en el próximo partido, en el que llegará a El Toralín un Deportivo sumido en la peor crisis deportiva e institucional que se le recuerda al equipo coruñés en los últimos tiempos. Eso sí, ni las dieciocho jornadas sin ganar del equipo, ni la dimisión de su directiva son asuntos en los que piensen los futbolistas de la Deportiva, que no ven a su rival ni mucho menos como una perita en dulce, a pesar de su condición de colista de LaLiga SmartBank.

 

Cambios en el medio

 

Bolo tendrá que buscar una solución a las ausencias de Óscar Sielva y Manzanara, que hoy serán sancionados con un partido por Competición, para recomponer un centro del campo que en Gijón presentó la novedad de contar con tres jugadores, los dos citados más Larrea.

 

Si bien esa fue la manera de enfrentar la acumulación de jugadores del Sporting en la zona ancha del campo, a Bolo le gustó cómo funcionó, especialmente en la segunda parte del partido, por lo que no es descartable que lo vuelva a utilizar en otro encuentro. Eso sí, juegue con dos o con tres en el medio, este sábado sólo Larrea podrá repetir en esa posición, con Nacho Gil, Fullana y Saúl como posibles acompañantes.

 

Tranquilidad

 

A pesar de la mala racha de resultados, en el seno de la Deportiva no se pierde la calma, toda vez que la situación clasificatoria aún dista de tener emergencias y, además, el equipo está demostrando en cada partido que puede competir de tú a tú con cualquier rival.

 

A falta de dos partidos para llegar al final de la primera vuelta, a la Ponferradina le falta un punto para alcanzar la mitad de los 50 que habitualmente se consideran necesarios para mantener la categoría, que sigue siendo el objetivo prioritario del club berciano. Para dejar los deberes hechos cuando llegue el parón navideño, la Deportiva tiene por delante dos partidos muy diferentes entre sí. Este sábado recibe a un Deportivo en situación crítica, en el que será el último partido del año 2019 en El Toralín, y el domingo 22 se desplazará al Estadio de los Juegos Mediterráneos para enfrentarse a un Almería que se ha relanzado después de la llegada de José María Gutiérrez al banquillo.

La plantilla se centra en el partido ante el Dépor