jueves 17/6/21
Balonmano | Liga Asobal

Un proyecto con «ilusión»

Antonio Martínez, renovado hasta 2025 con el Ademar, considera que la próxima temporada va a traer consigo muchos alicientes
Antonio Martínez ha demostrado que tiene un sitio en el proyecto del Abanca Ademar. DL

Antonio Martínez seguirá al menos cuatro años más en el equipo de su corazón y en cuya cantera se ha formado, el Abanca Ademar. Para el extremo internacional juvenil el proyecto de la próxima campaña en el que será uno de sus integrantes representa una «ilusión» para los jóvenes».

Martínez, que cumplió el lunes 18 años y lo celebró haciéndose pública su vinculación con el equipo de su tierra, cree que la juventud que tendrá la plantilla ademarista será su principal seña de identidad y supondrá «un aliciente porque habrá muchos jugadores con ganas de aprender y mucho margen de mejora.

El jugador leonés reconoció sentirse «orgulloso» por la renovación «porque todos los jugadores que se forman en el Ademar tienen, como principal objetivo, llegar al primer equipo».

«Yo he tenido la suerte de tener el hueco en la plantilla en el momento oportuno», ha recalcado.

De hecho, el extremo zurdo, que volverá a compartir posición con el internacional absoluto y también renovado, Gonzalo Pérez Arce, cree que «se dieron las circunstancias de la marcha de Mario López y no poder fichar otro jugador para tener la opción». Pese a un comienzo «complicado por la normal falta de confianza y la necesidad de quitar el miedo», poco a poco el joven jugador adquirió más minutos y responsabilidad, con actuaciones destacadas como en la victoria en Rusia ante el Chekhovskie Medvedi en la que anotó nada menos que una decena de goles.

La próxima temporada tendrá la ocasión de enfrentarse a su hermano, el central Isidoro Martínez, después del ascenso de éste a la Asobal con el Torrelavega, lo que supone «una ilusión y un aliciente», en una situación que ya vivieron esta temporada el también extremo Gonzalo Pérez y su hermano, igualmente central, Rodrigo, en las filas del Nava.

Un proyecto con «ilusión»
Comentarios