lunes 20/9/21
Olimpismo | Juegos de Tokio

Público no, tecnología sí

Las televisiones que dan los Juegos apuestan por captar al máximo los detalles «La acción se notará mucho más»
Un momento de la inauguración de los Juegos. LAURENT GILLIERON

La ausencia de aficionados en las gradas de los deportes olímpicos va a marcar el desarrollo de los Juegos. No habrá gritos de ánimo, ni aplausos, ni celebraciones en los triunfos ni consuelo para los derrotados. Un hándicap al que la gran mayoría de los deportistas, por desgracia, se han tenido que adaptar en este año y medio de pandemia y gradas vacías.

Y también un reto al que deben hacer frente las emisoras de televisión oficiales, que han tenido que ingeniárselas para intentar trasladar desde ayer con la ceremonia inaugural hasta el 8 de agosto toda la magia de los Juegos Olímpicos a los hogares de todo el mundo, sin que la falta de estímulos exteriores merme la calidad, la emoción y la pasión de las retransmisiones.

El plan es claro, apoyarse en la tecnología para brindar a los espectadores una experiencia más viva, más real y más cercana a los deportistas, sin depender de lo que antes sucedía en las gradas. Olympic Broadcasting Services es la empresa encargada de retransmitir los Juegos desde 2008, pero los de Tokio son completamente diferentes y ha habido que diseñar por tanto una nueva estrategia. «El principal compromiso después del aplazamiento fue que no reduciríamos en absoluto el alcance de nuestro compromiso con los espectadores», explicó a los medios el director ejecutivo de OBS, Yiannis Exarchos. De hecho, los equipos de OBS esperan ofrecer alrededor de 9.500 horas de imágenes olímpicas en Tokio 2020, lo que supone un 30% más que en Río en 2016, que serán ofrecidas después a todas aquellas cadenas del mundo que posean los derechos de transmisión del evento olímpico. Esa es la cantidad. ¿Pero qué sucede con la calidad de las mismas? Ahí entra en juego el desarrollo de las nuevas tecnologías, en busca de la mayor cercanía, del mayor detalle posible. Molly Solomon, de NBC que trabaja mano a mano con OBS en la producción de los Juegos, explica el proyecto para Tokio. «Hemos creado planes de desarrollo del sonido porque creemos que existe la oportunidad de acercar a los espectadores a la acción más que nunca. Y con deportes como natación, gimnasia, atletismo, baloncesto, voleibol de playa, se escucharán los sonidos de los Juegos como nunca antes se han escuchado, desde los golpes y salpicaduras en la piscina hasta conversaciones.

Público no, tecnología sí
Comentarios