jueves. 09.02.2023

Después del partido mostrado en el inicio de la competición ante un rival como Costa Rica, donde además de la goleada conseguida de las que hacen época en un mundial, el control del balón y el juego desarrollado, puede hacer pensar que esto va ser coser y cantar. Cada partido es un mundo diferente y más, cuando las necesidades de los equipos se van viendo en fases tan cortas, donde un resbalón da al traste con cualquier posibilidad de continuar en el campeonato. Borrón y cuenta nueva es lo que debe hacer la selección que dirige Luis Enrique, con esa idea y estilo peculiar que ha impuesto y tan claro tienen los jugadores.

El rival de hoy no es ninguna perita en dulce, jugándose el seguir o no seguir, tras la derrota del primer partido. Alemania ya conoce situaciones parecidas donde las ha sabido superar, por eso la selección española no puede fiarse de lo que ha realizado, solamente ha logrado tres puntos y tiene que poner todo su potencial futbolístico en este partido, porque puede matar dos pájaros de un tiro si consigue la victoria, como es asegurar la clasificación para la siguiente fase y dejar a una de las selecciones favoritas fuera del mundial. Si el resultado es en contra, la situación cambia totalmente y el último partido ante Japón será a cara de perro, donde se jugará el todo por el todo. Mucha concentración, y saber lo que hay que hacer desde el pitido inicial.

Seguro que habrá cambios de jugadores en el once inicial y Luis Enrique les habrá aleccionado de que una Alemania herida es muy peligrosa, y aquí es donde se verá cuál es el verdadero potencial del equipo español, donde tiene que dar un paso al frente y demostrar con su juego y capacidad de crear ocasiones, si lo visto en el primer partido se puede refrendar con un conjunto consistente, enseñando las credenciales en el terreno de juego o simplemente fue un espejismo.

Aquí es el momento de demostrarlo.

Refrendarlo ante un grande
Comentarios