jueves 21.11.2019
FÚTBOL | SEGUNDA DIVISIÓN B

La rescisión de Yeray va a un acto de conciliación

Está previsto que la Cultural y el futbolista intenten un acuerdo para solventar los dos años de contrato antes de ir a los tribunales.
La rescisión de Yeray va a un acto de conciliación

La rescisión del futbolista de la Cultural Yeray González (Los Realejos, 1988) podría acabar en los tribunales. Para el mes de julio está previsto un acto de conciliación entre el jugador y la entidad futbolística leonesa para tratar de llegar a un acuerdo en las cantidades a percibir por el mediocentro canario por los dos años de contrato que aún tiene firmados, hasta junio de 2021. El jugador culturalista pretende cobrar los dos años que le restan de contrato. Por este motivo, en primer lugar se celebrará el acto de conciliación, en el que se pretenderá llegar a un acuerdo entre la Cultural y Yeray González. En este tipo de casos contractuales es obligatorio acudir a un acto de conciliación laboral con la empresa, en este caso la Cultural y Deportiva Leonesa, antes de presentar una demanda ante los tribunales.

Este acto de conciliación comienza con la presentación por parte de futbolista o su representante legal de una papeleta de conciliación laboral ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC).

Además de las partes implicadas, Yeray González y la Cultural, en el acto de conciliación estará un letrado de la administración cuya misión fundamental es recoger el posible acuerdo que alcancen las partes vigilando que se respeten los derechos de los trabajadores, en este caso del todavía futbolista de la Cultural y Deportiva Leonesa Yeray González. Los letrados de ambas partes no realizarán labores de intermediación ni escuchará a las partes, sino que simplemente recogerán el posible acuerdo o la inexistencia del mismo en un documento por escrito, tras la negociación desarrollada por las partes.

Por ello, las posibles negociaciones, si es que existen, se suelen realizar minutos antes del acto de conciliación. En otras ocasiones, la empresa, en este caso la Cultural, llama al propio Yeray González o abogado designado para negociar antes del citado día y tratar de llegar a un acuerdo. Pero es bastante frecuente que esas negociaciones sean justo antes de celebrarse el acto de conciliación. Todo depende de la Cultural, que es la que debe comenzar las negociaciones una vez conoce la reclamación de Yeray González.

Así pues, la Cultural y Deportiva Leonesa, que es la que pretende deshacerse del futbolista Yeray González con dos años más de contrato, debe de cerrar el acuerdo con el futbolista si quiere evitar los tribunales. El club también quiere rescindir y rebajar otros contratos elevados con más años de vinculación.

La rescisión de Yeray va a un acto de conciliación