miércoles. 08.02.2023
PRIMERA DIVISIÓN

Resucita otro candidato al título

El Deportivo se impuso con mucho trabajo y pocas ideas al Athletic en un partido soporífero en el que los dos equipos se centraron más en las tareas defensivas. Los coruñeses tuvieron que remontar un tanto de Ezquerro al inicio
Lacruz (delante) trata de controlar la pelota ante la presencia de Diego Tristán
Los primeros compases evidenciaron lo que sería todo el encuentro: poco fútbol, mucho centrocampismo y escasas oportunidades. El juego ofensivo brilló por su ausencia y los tres goles llegaron en jugadas a balón parado. El Athletic saltó al terreno de juego con cinco jugadores en defensa para hacer frente a la delantera deportivista, formada por Diego Tristán y Roy Makaay, e intentar lanzar veloces contragolpes aprovechando la rapidez de futbolistas como Etxeberria o Ezquerro ante la ausencia de Urzaiz. Y si el Athletic defensivamente se mostró impenetrable, en la parcela ofensiva careció de pegada. Logró poner en evidencia un par de veces a la zaga deportivista, pero lo hizo de forma muy liviana y sin llegar a rematar a la portería defendida por Juanmi. Con todo, el conjunto gallego se encontró con muchas dificultades más allá de la línea medular, absolutamente cercada por la férrea defensa de los de Jupp Heynckes. Una vez más, el Deportivo echó en falta a un mediapunta que surtiera de balones a los arietes, que habilitara el juego a las bandas, y que rompiera a la bien plantada zaga bilbaína. Los coruñeses estuvieron cómodos en la retaguardia, por demérito del Athletic, y sin ideas y con un fútbol espeso en ataque. En toda la primera mitad los pupilos de Irureta no realizaron ningún lanzamiento entre los tres palos y tan sólo pusieron algo más de ímpetu al borde del descanso. Ya en la reanudación los vizcaínos se encontraron con un regalo de la zaga gallega que les sirvió para inaugurar el marcador. Ezquerro aprovechó una serie de rechaces en el área blanquiazul a la salida de un córner para sorprender a Juanmi con un lanzamiento potente desde el flanco zurdo que rebotó en Héctor. La reacción local no tardó en llegar y, dos minutos después, el veterano Donato Gama equilibraba el marcador con un buen remate de cabeza a centro de Víctor. El encuentro ganó así cierta dosis de emoción y vistosidad. Se pasó a un fútbol más abierto por parte de ambos conjuntos. El Athletic dio señas de vida en la zona ofensiva, merced a un mayor dominio, y el Deportivo empezó a buscar con urgencia la rapidez del «pichichi» Makaay, y el olfato de Luque, que sustituyó a Tristán. Luque demostró un alto grado de entendimiento con Makaay y juntos pusieron contra las cuerdas al Athletic. Al menos, con la entrada del ariete catalán, los coruñeses ganaron presencia ofensiva y gozaron de las mejores oportunidades, pero no pudieron batir a Aranzubía. Héctor, el jugador que más empeño puso a lo largo de todo el encuentro, introdujo el esférico en la meta bilbaína tras rematar con la rodilla un centro de Fran a cinco minutos para la conclusión, y salvó al Deportivo.

Resucita otro candidato al título
Comentarios