sábado 24/10/20

Reto de líder para el Madrid

Los blancos necesitan el triunfo en San Sebastián para superar al Barça
Benzema bromea con Hazard tras anotar el francés uno de sus dos goles frente al Valencia. JUANJO MARTÍN

Tras el tropiezo del Barcelona en el Sánchez Pizjuán, el Real Madrid dispone de una ocasión pintiparada para dar un vuelco a la Liga y recuperar el liderato, por mejor ‘gol-average’ particular, que se le escapó al caer en el Villamarín antes de la pandemia. Para ello, el equipo de Zidane, victorioso con seis goles a favor y solo uno en contra desde el regreso del fútbol, precisa vencer en su visita un conjunto donostiarra que le superó con creces en la Copa y al que solo ha vencido en uno de sus cuatro últimos enfrentamientos, pero que está desconocido tras el parón.

No sentirá el equipo blanco la clásica presión ambiental en San Sebastián (Movistar La Liga, 22.00 horas), pero quizá sí la deportiva de asumir que se juega media Liga. Nada nuevo por otro lado para un grande que cada año aspira a ganarlo todo. No es la Real un rival propicio en la historia reciente del Madrid, que le ganó en el duelo de la primera vuelta pero fracasó el curso pasado y también en el actual torneo del k.o., con exhibición incluida del cuadro de Imanol Alguacil en el Bernabéu (3-4).

Afronta Zidane la tercera final en serie de las once que le restaban antes de reanudarse el curso, con la misma idea. Quiere al equipo ambicioso que supo presionar alto y no dejar jugar al Valencia en la segunda parte del último choque, no ese once desangelado que estuvo a verlas venir en el primer tiempo, igual que en la segunda mitad ante el Eibar.

No se auguran grandes cambios en el Madrid, apenas algunos retoques que podrían pasar por el regreso al once de Marcelo en lugar de Mendy y el descanso en el centro del campo de Modric. Arriba, Hazard y Benzema, que se entienden a las mil maravillas, tienen plaza asegurada y habrá que ver si hay un tercer delantero o un centrocampista más, tal y como ocurrió contra el Valencia. De momento, los jóvenes Rodrygo y Vinicius están por delante de Bale, que ni siquiera calentó frente al equipo de Celades, aunque su técnico insistió ayer en que «realmente» confía en él. Sabe Zizou, ajeno a polémicas arbitrales reabiertas por Piqué, que su equipo debe crecer para ganar con respecto a sus dos últimas visitas, en las que cayó frente al Levante y el Betis.

Reto de líder para el Madrid
Comentarios