domingo 05.07.2020

Rodrygo hace olvidar a Cristiano

Rodrygo hace olvidar a Cristiano

roberto morales/efe | madrid


El Real Madrid acaricia los octavos de final de la Liga de Campeones tras vapulear a un débil Galatasaray con un estelar Rodrygo, que vivió una noche mágica con triplete y asistencia de gol, en un nuevo recital físico de Fede Valverde y con Thibaut Courtois en su mejor momento, sellando su portería por cuarto encuentro consecutivo. Sin duda alguna, la sensación del equipo blanco fue el brasileño. Ha derribado la puerta del primer equipo y tiene magia. Todo el Santiago Bernabéu coreó su nombre al unísono por primera vez tras un recital de remate y de intensidad. Tiene margen para seguir creciendo, pero a sus 18 años aporta ya mucho al Real Madrid. Define con un don natural, con una facilidad impropia a su edad. Encara sin presión su participación en un grande, sin necesitar tiempo de adaptación tras llegar de un fútbol tan distinto como el brasileño. Rodrygo lee el fútbol muy bien, parte desde la banda derecha pero aparece por sorpresa en la zona del 9 y marca con un buen testarazo. Domina todos los registros del delantero y le mete verticalidad al juego del conjunto madridista. Ha caído de pie y protagoniza el nacimiento de una estrella.


Su competencia con Vinicius no va más allá del terreno de juego. Y es que el brasileño Vinicius tuvo un gran gesto con su compatriota Rodrygo, bajando al vestuario tras la goleada del Real Madrid al Galatasaray en Liga de Campeones con triplete de su compañero, al que felicitó con un abrazo que muestra que la amistad está por encima de la competencia. El Real Madrid difundió el vídeo de la entrada de Rodrygo al vestuario local del estadio Santiago Bernabéu tras firmar una noche mágica en Liga de Campeones, autor de tres goles y una asistencia ante el Galatasaray.


Pese a que la irrupción de Rodrygo en el equipo ha provocado la reducción de minutos de Vinicius e incluso que se quede fuera de las convocatorias, el extremo brasileño bajó al vestuario a la conclusión del partido para felicitar a su amigo por su actuación.


Mientras que el galés Gareth Bale volvió a marcharse antes de la conclusión del partido, Vinicius recibió a Rodrygo con una gran sonrisa y le dio un abrazo de felicitación. La estrella de la noche llegó con el balón bajo el brazo tras firmar su primer triplete con el Real Madrid y se marchó del estadio con las firmas y dedicatorias de sus compañeros.

Rodrygo hace olvidar a Cristiano