viernes. 01.07.2022
Fútbol | Primera División

La ruleta rusa del Atlético

Atlético 4 Getafe 3. El equipo colchonero desperdicia un 2-0 y gana con uno menos en el minuto 88
                      Mario Hermoso celebra su gol contra el Getafe que dio el triunfo al Atlético de Madrid. KIKO HUESCA
Mario Hermoso celebra su gol contra el Getafe que dio el triunfo al Atlético de Madrid. KIKO HUESCA

En el minuto 88, en inferioridad numérica, cuando ya había hecho mal todo lo que se puede hacer mal en un partido, al borde del abismo por el que se asoma constantemente, después de malgastar un 2-0 a favor en el primer tiempo, el Atlético de Madrid resurgió de la nada para ganar al Getafe, entre la agonía, con un gol de Mario Hermoso que rescató a un equipo a la deriva y desató la apoteosis del Wanda Metropolitano (4-3), pero no disimula la cantidad de problemas que sufre su conjunto.

En la actual tesitura del Atlético casi todo resulta incomprensible. Él mismo es su mayor enemigo. Hay ejemplos durante toda la temporada, pero ninguno tan expresivo como el primer tiempo de este sábado; un despropósito inclasificable que deja en mal lugar al conjunto rojiblanco. Más que a su entrenador, Diego Simeone, siempre en el foco, a sus futbolistas, que dieron una lección de cómo tirar dos goles a la basura.

Su herida este curso aún está ahí. Ha utilizado muchos recursos, pero ninguno sana a un equipo que se maneja al borde del abismo en cada encuentro, en cada lance, en cada minuto de cada partido, enfrentado a un callejón sin salida: por más que insiste su técnico en cada sesión, por más que los jugadores se esmeran en corregir cada error, luego llega la competición, que no tiene nada que ver.

En la sensación opresiva con la que juega el Atlético, hay datos espeluznantes para él, como que haya recibido dos o más goles en nueve de sus últimos once partidos oficiales. Ni siquiera necesitó el Getafe (solo había logrado un gol hasta ahora en sus 20 duelos previos con Simeone) el partido entero para hacerlo. Le bastó con el primer tiempo para batir tres veces a Oblak, con la incredulidad que supone esa cantidad en un partido que el equipo rojiblanco ganaba por 2-0 en 26 minutos... y en el que falló un penalti, en el minuto 9, atrapado por David Soria a Luis Suárez.

El Getafe perdió la ocasión de ganar por primera vez al Atlético de Simeone. Lo dejó vivó. Y eso es una concesión imperdonable en el Wanda Metropolitano, como comprobó en el minuto 88 cuando Mario Hermoso falló el primer remate, no el segundo, para vencer a la ruleta rusa.

La ruleta rusa del Atlético
Comentarios