martes 17.09.2019

Sabina Asenjo se codea con las mejores y con 53,25 acaba quinta en disco

Sabina Asenjo se codea con las mejores y con 53,25 acaba quinta en disco

Sabina Asenjo confirmó su crecimiento a nivel internacional con el quinto puesto en la final de disco de los Juegos Mediterráneos. La berciana llegaba a Mersin sin hacer ruido pero sabedora de que en una prueba de tanto nivel las medallas, aunque posibles, se iban a vender muy caras.

Y así fue. La discóbola berciana iniciaba el concurso con una marca de 51,40 metros que la situaba precisamente en quinta posición. El oro y la plata parecían ya imposibles en esa primera toma de contacto con el resto de rivales ya que tanto la croata Perkovic como la serbia Tomasevic , por encima de los 60 metros, parecían muy superiores al resto. No así el tercer puesto del podio que ocupaba provisionalmente la griega Anagnostopoulou.

Sabina superaba su marca inicial en el segundo lanzamiento con el que llegaba a los 52,35 metros. Y también mejoraba en el tercero con el que alcanzaba los 52,78. Su nulo en el cuarto intento no pesaba a la campeona de España que en el quinto firmaba unos esperanzadores 53,10 que la situaban a apenas dos metros del bronce.

Restaba el sexto y último intento con el que Asenjo contabilizaba 53,25 metros, insuficientes para meterse entre las tres primeras aunque sí para apuntalar la quinta posición, justo por detrás de la francesa Pauline Posse.

En la puja por las preseas Sandra Perkovic lograba el triunfo de forma incontestable con una marca de 66,21 metros. Dragana Tomasevic era segunda con 61,88 y Anagnostopoulou tercera con 55,01.

Sabina Asenjo se codea con las mejores y con 53,25 acaba quinta en disco