lunes 13.07.2020
Pesca. Mundial de salmónidos

«Uno de los secretos del éxito es saber adaptarte a todos los escenarios»

DAVID GARCÍA FERRERAS. Plata y bronce en el Mundial de Pesca
David García Ferreras y Pablo Castro Pinos con sus medallas y la bandera de León. DL
David García Ferreras y Pablo Castro Pinos con sus medallas y la bandera de León. DL

Cuatro mundiales a sus espaldas y David ya sabe lo que es disfrutar de la gloria. Y por partida doble. El año pasado se vistió de oro tanto a nivel individual como por equipos y en este también subía hasta en dos ocasiones al podio con una plata y un bronce. Un logro más para un número uno como es el pescador de La Seca.

 

—Plata y bronce. Es para estar orgulloso y satisfecho.

 

—Antes de venir al Mundial si me dicen que iba a llegar tan alto a lo mejor lo hubiera puesto en duda. No por lo que podía aportar sino por la dureza de los rivales y del escenario. Pero una vez iniciado el torneo tal vez te queda un sabor agridulce porque por muy poco hubiéramos estado en lo más alto de la general. Y en mi caso en la faceta individual.

 

—Acabar tan alto en un campeonato tan duro es para estar contento.

 

—Sin duda. No sólo las condiciones del escenario fueron exigentes, también los rivales a los que tuvimos que enfrentarnos. Y eso hace que el resultado lo valoremos como muy positivo. Hemos tenido que afrontar tres mangas en lago con embarcación y con truchas salvajes, un inicio algo flojo,... Pero este equipo lo puede todo. Somos un grupo, más bien una familia, en la que todos aportamos y cuando a uno no le salen las cosas como busca, siempre está el compañero para intentar solventarlo con su actuación.

 

—Tasmania no era el mejor escenario para unos pescadores como vosotros habituados a otro tipo de pesca. Pero se ha demostrado que aún así sois un grupo que sabe adaptarse a cualquier circunstancia.

 

—En la pesca gana el que antes se adapta al sitio. Y eso se consigue con mucho trabajo y entrenando durante todo el año. En mi caso además de en España he viajado este año en dos ocasiones a Irlanda donde existen unas condiciones parecidas a las de Tasmania para intentar adaptarme mejor a ello. Y ha valido la pena.

 

—El triunfo se disfruta mejor si se tiene a un amigo al lago.

 

—En el equipo todos somos una piña, un grupo de amigos. Y ahí radica buena parte de nuestro éxito. Pero entre todos ellos Pablo es mi ‘hermano’, la persona que siempre ha estado a mi lado y con la que disfruto pescando. Otro año más podemos decir que tanto Pablo como yo hemos disfrutado juntos de esta alegría.

 

—Con este bagaje nadie duda de que en 2020 estarás también en el Mundial.

 

—Me gustaría. Y además repetir con el mismo grupo. Si es así estaría encantado aunque lo primero ahora es saborear lo que se ha conseguido en Australia.

 

—¿Cuando te viste con la medalla?

 

—No fue hasta la última manga. Bien es cierto que durante casi todo el campeonato estaba luchando por el podio, pero todo estaba tan igualado que cualquier cosa a favor o en contra podía llevarte al éxito o quedarte con la miel en los labios.

 

—Además un éxito con sabor leonés.

 

—Soy leonés y me siento así. La pena es que algunas personas nos han puesto piedras en el camino para tratar de hacernos daño y desprestigiarnos. Hasta el punto de que a pesar de ser y sentirnos cien por cien leoneses tenemos que competir por Asturias, una tierra que nos ha acogido tan bien a Pablo y a mí.

«Uno de los secretos del éxito es saber adaptarte a todos los escenarios»